domingo, 28 de diciembre de 2008

¿¿¿FELIZ NAVIDAD???

Me gustaría ser excepcionalmente única , en algo…¿a quién no? no lo soy, ni siquiera en el sentimiento que me inspiran estas fechas navideñas ,formo parte de la ”comunidad” a la que le disgustan estos días.

La Navidad no es mi festividad preferida, sin motivos muy claros en mi caso, pero a pesar de ello prefiero cualquier otro día a estos almibarados días festivos del mes de diciembre.
.

¿El por que de esta manía? No lo sé, seguramente hago mia la idea que nos transmite la cultura social de que son días felices , o muy felices y que de manera institucionalizada, por la tradición ,por el comercio… TODOS tenemos la obligación de ser felices.

Quizás empatizo con otras personas, y sus situaciones, hago mías sus las tristezas, vivos sus vidas, me recreo morbosamente en su deseo su ansia de que lleguen estas fiestas para reencontrarse con sus seres queridos, por aquello de que estas fechas son las de los reencuentros.

Me convierto en la estudiante de un pueblo alejado que cursa estudios en la ciudad y regresa a su casa, su pueblo nevado. Mis padres esperándome con los brazos abiertos y el abuelo ya muy mayor, sentado frente a la tele me mira con una amplia sonrisa.. Comparto con ellos la cena de nochebuena, el padre se acerca para echar unos troncos de leña a la chimenea, crepita el fuego… y los postres los tomamos con el fondo musical de los villancicos cantados por un grupo de niños en la puerta de la casa.

Soy la tía que vive en otro país, alejada de un montón de sobrinos que desean mi llegada que esperan impacientes que abra la maleta porque en ella traigo regalos y que pasados estos días nos despediremos con lágrimas en los ojos y con la promesa de llamarnos a menudo…pero seguramente las llamadas se alargarán cada vez más.

Me veo convierto en la novia anhelante que espera en Navidad, al joven que esta terminando los estudios en cualquier universidad europea, que sueña con esta quincena mágica del mes de diciembre. Sueña con sus brazos con sus besos con sus palabras……..soy la mujer que sueña…

Vivo sus vidas envueltas de un halo romántico, sus intensas alegrías sus penas y nostalgias por la próxima separación, Soy la hipotética protagonista de un sinfín de situaciones reales, que también, y muy bucólicas de todas ellas irradia felicidad, bienestar, alegría……

Pero no soy la joven estudiante que regresa, ni mi abuelo esta para esperarme mirando la tele, ya no puede abrazarme…
La tía independiente que regresa y es recibida con gran alborozo por sus sobrinos no la veo por ninguna parte y sé que no hay un El que regrese de una universidad europea….

OHHHHH ¡!! Quizás por todo ello es por lo que no me gusta la Navidad no soy la protagonista de ninguna de estas historias que tanta felicidad rezuman,.

Estos días no serán los más felices del año o quizás si, pero no por el hecho de ser navidad, maravillosa navidad, que me recuerda el turrón el almendro con su musiquita de: vuelve a casa por navidad, o el corte inglés con sus mensajes de perfumes para regalar ni siquiera porque salgan en la tele un montón de cocineros hablando de los menús de tales días y este año por efecto de la crisis, contándonos como hacer que nuestra cena sea supereconómica.

No estamos obligados a comer cordero ni salmón en navidad, no estamos obligados a ser felices por ordenanza…pero si deberíamos poder serlo…es un derecho la felicidad, no una obligación del 25 de Diciembre.
Asi que en mi navidad no somos más…somos los que estamos… con una realidad agridulce ,como supongo que es la de todos o por lo menos la de muchos ,con destellos felices y con punzadas amargas… desde esta realidad….Feliz breve Navidad.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El que quiera polvo que vaya a la era….

¿ Y dónde creéis que estaba yo? Pues precisamente en la era, con un sol de justicia y sin sombrero, no me molestaba el calor ,estaba contenta sentada al lado de mi primo, encima del trillo, deslizándonos sobre la parva, después de comer debía estar hecha para aventar y sacar el trigo .
Vuelta tras vuelta las piedras de pedernal, iban cortando las doradas espigas tendidas en la era, mi primo ya sabía cuanto tiempo era necesario. Sobre la dos, acababa aquella especie de rodeo a la española, era el momento de recogerla en una hilera y esperar que soplase el viento…


Ya no se trilla en la era, y no se genera ese polvillo que soltaba la espiga al ser machacada…ya no se aventa ni aun cuando hace aire…aunque si hay que aprovechar el viento favorable cuando nos da en el rostro.
Yo aventé …y procuro aventar cuando me sopla un viento favorable...ese es el momento y no otro.


La trilla, era una de las cosas que a mi me parecían más divertida de aquellos meses estivales,los que pasaba en la aldea de mi padre aprovechando que el hacía la transhumancia, pastor transhumante…pocos quedan, algunos de ellos están en mi familia, aportación “gloriosa” que hacemos a la etnología
Mis pocas obligaciones , me permitían tener tiempo libre para perderlo y perderme, aunque no soy de perderme mucho ,yo siempre a dormir a casa.
Fielmente seguía a mis primos, trabajaban duro, aunque su trabajo era considerado, "tareas menores"; cuidar los animales. Por las tardes había que echar la comida a las gallinas, que vivían a su libre albedrío todo el día hasta el atardecer, se las veía por las calles y sembrados cercanos, era toda una aventura buscar los huevos en sus ponederos. Recuerdo la cesta donde mi prima ponía el trigo recién sacado del atroz, gozar de su frescor al meter los dedos en aquel tesoro dorado ,mientras lo espaciamos por el suelo para que lo picotearan.


Otro de los quehaceres diarios era preparar la comida a los cerdos, ilusos ellos que no sabían que estaban a pocos meses de su San Benito, menudas fiestas familiares se hacen a su costa, desde el mismo día de la matanza, que ya reunía en torno a él a mucha gente ,hasta saborear en los meses de verano, aquel jamón rosado que mi tía ponía en la mesa en los platos blancos de porcelana con su ribete azulado, acompañado de una hogaza de pan que había amasado hacía unos días en el horno familiar.
Aquel pan blanquecino estaba más bueno cuantos mas días pasaban de su cocción,podía haber hasta quince panes, en la artesa, tapados con la manta a cuadros marrones y blancos, dormidos a la espera de acompañar algún exquisito manjar ,en los largos y fuertes desayunos típicos de los pueblos castellanos.

Los días del verano son muy largos, había tiempo para leer con los primos, algo mayores que yo, me dejaban sus libros, descubrí entre sus páginas protegidas por tapas azules y duras , al gigante Polifemo con su único ojo, al valiente Ulises que caía en innumerables trampas mientras su amada Penélope tejía y destejía …aquel gigantesco caballo ,con su vientre lleno de hombres, y el casi indestructible Aquiles, todos ellos paseaban por la fresca sala en aquellas horas de la siesta donde la temperatura era tan alta, que si no era preciso, lo mejor era mantenerse a la sombra ,como hacían los innumerables ganados de ovejas que en lugares cercanos a la aldea bajo la sombra de los espinares o sabinas dormitaban rumiando, vigilantes los perros de pastoreo , el pastor aprovechaba para venir a comer a casa ,a cambio de ello, ovejas y pastores pasarían la noche al raso, a la fresca, a esas horas y por la mañana temprano es cuando se alimentaban.

Marcial la fuente Estefanía , también sabía de esas horas de siesta no dormidas ,forajidos ,cantinas, bailarinas de salón, colts45...esperaban para saltar de las páginas de mis novelas de vaqueros,pasando por mis manos a un ritmo tan rápido como el más audaz vaquero del oeste.

¿Cómo conseguía una niña de diez años en una aldea perdida estas novelas? la clave era Nicolás.

Una institución Nicolás, tenía montones de ellas, unas viejas, otras más nuevas ,la mayoría conseguidas en el cambio en los mercadillos,practica que también haría yo con el paso de los años.
Y como si fuese cosa de família ,su tío, el todavía más viejo Nisio ,era otro de los pilares de la escasa vida social aldeana. En su portal nos reuníamos toda la chiquillería y jóvenes de la aldea , aquella amplia estancia,de suelo empedrado había visto pasar generaciones de críos...¿qué tendría aquel viejo que tanto nos gustaba ir a su casa? ¿qué nos contaría? No lo recuerdo, pero tenía tiempo y escuchaba, ese debía ser su secreto .

Al atardecer ya casi oscureciendo salíamos a la fuente nos sentábamos alrededor del banco que la circundaba o mejor dicho que circundaba su poza de agua , ya que el agua sobrante del depósito salía libremente, por un caño plomizo, y formaba una especie de abrevadero para las caballerías, algún verano, ese polifémico ojo estaba seco, de no ser asi el sonido del agua al caer , rompía el silencio veraniego, de la incipiente noche.



Con la caída de las ultimas luces del día ,lejos de adormecerse la vida de la aldea ,se avivaba, los cascos de los caballos sobre el pequeño puente que salvaba el riachuelo retumbaban y se hacian audibles por todas los rincones, los agricultores regresaban ,sus cargas verdeaban , alfalfa ,remolacha verduras,todo ello regado por el Cabriel.

Los pastores, con los ganados, ovejas y pequeños corderos saludaban con sus balidos al pasar hacia los corrales más próximos .


El roce de las espigas del trigo o cebada, sobre las albardas de las caballerías anunciaban la llegada, de los segadores, se dirigían a los pajares con su carga amarillenta, reseca ,pajiza, como sus rostros ajados por el duro día soportado.

Las mujeres con sus cántaros y botijos a recoger agua ahora que refrescaba y aprovechaban para charlar un rato..

Y nosotros los niños, riendo, gritando, despreocupadamente, tramando algo para el día siguiente .

Todos componíamos los sonidos de una maravillosa orquesta veraniega con sus alegro vivace en una melodía in cresccendos...llenando de vida los atardeceres de cualquier anochecer del verano.



Al día siguiente tendríamos nuestro da cappo...quizás cazáramos renacuajos en la rambla que serpenteaba cercana al caserío ,metidos hasta los pies, calzados con zapatillas , eso si ,no es lugar para sandalia descubierta ,es tierra de víboras.

Los renacuajos escapaban hábilmente de nuestras manos e incluso de nuestra vista ,pero cuando lográbamos atraparlos, los metíamos en botes de metal ,los de la leche condensada, que eran los más habituales, esperábamos hacer nuestras crías, las dejábamos en un lugar cercano y tapados con losetas, he de decir que no conseguimos criar en cautividad.

Nunca nos aburríamos, cuando nos cansaba un juego ,pasábamos al siguiente ,alternábamos actividades lúdicas de niños con otras propias de los mayores ,como era el caso de segar espliego u ontina, plantas aromáticas que se criaban por las montañas cercanas y después simulando a las enormes calderas y alambiques que se instalaban para sacar su esencia...preparábamos las nuestras, como diversión no estaba mal, pero nuestro perfume a espliego nos duraba poco sin estropearse, nos faltaba el alambique.

De mis veranos en la aldea de mi padre ,guardo recuerdos cálidos, la montaña, el río , el trigo , mis tíos, primos, los primos de mis padres ,personas que algunas ya marcharon, aunque no del todo , mi memoria las vuelve a la vida.
Cuando regreso para visitar a la familia, no encuentro ni rastro de este tipo de vida tan a familiar aunque dura, muy dura.

Los vecinos que quedan cerraron sus cuadras, vendieron sus mulos y yeguas , ya no hay caballos que corren trabados de sus patas delanteras por los cercanos prados ,el trillo supongo que estará atado en la pared del pajar posiblemente desdentado por el paso del tiempo, el pobre dejó paso a la cosechadora que ya saca la paja por un lado y el trigo directo a los sacos, en las eras ,crece un tupido césped natural de soledad y abandono.

El sonido del agua de la fuente enmudeció en honor a las modernas medidas de salubridad y por la falta de caballos para abrevar, se cambio el estilo de aquella fuente amiga ,encalada con su tejadito para resguardarse más quizá de los rigores del invierno que del verano, pegadita a la escuela con suelo de madera con mapas de España colgados de las paredes,con el armario cerrado que guardaba el compás de madera y las figuras geométricas.

En aquella escuela a la que acudí algunos días de finales de junio , cuando llegábamos, todavía tome algún botellín de leche americana, que yo vaciaba en mi vaso de plástico rosa con bordecito salmón .
Crecidos los niños, marchó la maestra, se cerró aquel edificio de enseñanza y se convirtió en una pequeña capilla...

Las casas muchas cerradas, todavía nos dejan constancia de sus gentes, cada una guarda ,las vivencias de sus moradores, cada una puede protagonizar una historia, todas ellas formaban la historia de la aldea.

La casa de la Tia Visitación ,la Posada, la casa de Vicente Moro, que digo yo que le dirían así porque era muy moreno, yo solo lo ví una vez, y muy moreno si me pareció, la casa del Tio Domingo ,bueno este tenía dos, y una de ellas parece ser en la que habitó cuando era joven con su esposa, tenía la puerta de un color verde esmeralda, era imposible que no nos llamase la atención al pasar . Alguna vez lo vi salir de allí lo miraba con atención intentando averiguar que habia dentro ¿qué guardaba??? Entonces me intrigaba ,hoy creo que recuerdos, los suyos.

El tío Domingo , era guardia civil jubilado ,siempre hubo de estar jubilado o yo toda la vida lo conocí asi,tenía un huerto que parecía el jardín de las delicias ,más de una vez salimos corriendo de él, con los bolsillos llenos de ciruelas y el detrás de nosotros soplando, que no gritando, cuando se enfadaba ,Domingo soplaba.

La casa de la de la tía Andrea, a la que jamás la conocí…pero era la protagonista de una leyenda urbana, o rural mejor dicho, yo no se quien era pero me daba miedo hasta pasar por alli, incluso mentarla, la de la tía Dionisia y el tío Rufino matrimonio muy mayor con muchos hijos y casi todos con brecha de locura en su mente, aquello era un drama ,tenían sus temporadas tres de ellos habían estado en aquellas instituciones llamadas manicomios ,su paso por allí los había dejado en un estado de tranquilidad altamente sospechosa y una sonrisa helada en los labios.

Mas alejada, en la carretera estaba la casa de Palmira que era una especie de curandera o maga que creaba pociones y terminó elaborando una línea de cosméticos, llegaba en verano con su hija y la sobrina del chofer, para nosotras eran las chicas de Barcelona, las Montses ,ya que así se llamaban ambas.

Y por supuesto la casa de mis abuelos y luego de mis tres tíos y de mi padre, custodiada por el "hornete", u horno familiar y al otro lado por un enorme montón de piedras, parece ser que las prepararon para seguir construyendo y se olvidaron de ello, nunca he preguntado que pasó, creo que debería .Con tanto tío, tanto real como vecinal, la aldea era una gran familia.

Las casas y las cosas que yo viví forman parte de un puzzle que en momentos como este, al tirar de una pieza, se recolocan las demás y forman un bonito mosaico de historia, de una historia de colores ya desvaídos, una historia en sepia, en ocres en amarillos ,como el color de las espigas de trigo,como el color del verano.

martes, 9 de diciembre de 2008

La lunita de Diciembre

Levantar la vista al cielo,tiene sus ventajas, si ya habitualmente es bonito, hay noches que ofrece espectáculos maravillosos,ese fue el caso del 1 de Diciembre.
Aquella tarde la luna estaba especialmente hermosa,era la luna de los dibujos de los cuentos...mirándola me sentí niña,deslumbrada ,feliz..y quise compartirla contigo.





La tarde era muy fria
El sol desapareciendo…


La lunita despertaba
En su camita azulada
Una estrellita le brilla
Y otra que va surgiendo.

Un hilito plateado
De luna que esta creciendo
Yo quería que la vieses
Como yo lo estaba haciendo.

Que lunita tan bonita
La lunita de diciembre
Dos estrellitas chiquitas
A la lunita meciendo.

Como brilla allá en el cielo
La lunita de dieciembre.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Mi falda Morada

La dejé colgada allí hace unos cuantos años, para ser exactos diez, que no son pocos.
La dejé colgada en mi armario y en mi almario y allí ha permanecido hasta hace escasos días.

Siempre me gustó …dicen que el morado es el color de la mujer, yo no sé si es asi ,pero a mi es un color que gusta especialmente por su elegancia. Entre el azul y el rosa así es mi falda, la del armario.

No importa que la ropa cuelgue de las perchas , es más, de no llevarla puesta, ese es el sitio ideal para que este, pero a veces las prendas significan tanto ,representan tantas cosas, que además cuelgan de nosotros , incluso sin llevarlas puestas, esto le sucedió a mi falda, por ello, la dejé atrás y con ella intenté dejar atrás heridas ,laceraciones... sobre todo del alma.

Tengo que decir que no estaba olvidada , cada temporada ha salido de su sueño y ha vuelto a estar ahí, frente a mi ,casi con vida propia, una parte de mi vida .
Algunas noches mientras leo, recostada en mi cama la miro por la estrecha abertura de la puerta mal cerrada de su escondite, pienso en ella ,en aquellos días…

El lunes por la noche mientras la miraba ,la combine mentalmente con un suéter y unos zapatos, me ví guapa con ella, pensé que al día siguiente me la pondría ,lo hice y al sacarla de su sueño, de su lugar de reposo ,abrí la caja de Pandora ,o mejor dicho la de mi armario-almario y salieron mis fantasmas de carne y hueso como dice Benedetti los que tengo clasificados por nombres y por edades los que puedo organizar como una procesión, por colores tamaños y promesas por época por tacto y por sabor..Estoy llena de sombras de noches y deseos de risas y de alguna maldición.
Mis huéspedes concurren como sueños con sus rencores nuevos su falta de candor.....

Y la falda marcó mi día,mi ánimo ,mi espíritu...al atardecer volvió a su percha, al anochecer cerré el armario y deje entornada la puerta de mi almario....

lunes, 10 de noviembre de 2008

Es C@prichoso el Azar

*Para los tristes de mirada apagada.
*Para los que se miran en el espejo y no se ven.
*Para los que al mirar al sol radiante no ven la grandeza de vivir.
*Para los que han perdido la ilusión.
*Para los desmotivados.
*Para los autómatas en sus quehaceres diarios.
*Para los que empiezan a perder la fe en sus posibilidades.
* Para ti que lees sorprendido. *Para mi que lo estoy escribiendo.
*Para los que piensan que nada ya puede sorprenderlos...
*Para todos.......porque el azar es caprichoso.


Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué ni me viniste a buscar.
Tú estabas donde no tenías que estar;
y yo pasé, pasé sin querer pasar.
Y me viste y te vi entre la gente que iba y venía con prisa en la tarde que anunciaba chaparrón.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué ni me viniste a buscar.
Yo estaba donde no tenía que estar y pasaste tú, como sin querer pasar.
Pero prendió el azar semáforos carmín, detuvo el autobús y el aguacero hasta que me miraste tú.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué, ni me viniste a buscar.

Cancion de SERRAT
video

domingo, 9 de noviembre de 2008

No se que pasa en esa habitación que no me dejan entrar



No se que pasa en esa habitación que no me dejan entrar

Con esta frase sorprendí a propios y extraños cuando me preguntaban, que hacía allí solita y tan seria, imagino que con ganas de ver por donde salía la niña de cuatro años que estaba sentada en el último peldaño de la escalera que comunicaba la entrada de la casa , con el piso en el que se encontraban las habitaciones.

Subieron mis abuelos, mis tíos, el médico, entraron en aquella habitación cerrando la puerta, yo quedaba al otro lado, mirando la cortina de flores de un rojo intenso y grandes hojas verdes, pero a diferencia de otras ocasiones ,la puerta estaba cerrada, yo no recordaba que esto hubiese sucedido antes, siempre era la cortina la que flanqueaba el acceso al dormitorio.

Aquella era la habitación de mis padres, era una dependencia de la casa importante, gozaba de cierta intimidad, concedida precisamente por aquella puerta que ahora me enseñaba su cara.
La sitúo perfectamente en la distribución de la casa , a la izquierda de ella se abría el comedor al cual daba lo que después sería mi habitación, a la derecha, unas preciosas cantareras de madera, que no estaban precisamente como elemento decorativo, tenían una utilidad básica ,tres cántaros barnizados de color verde las ocupaban , y bajo, en el suelo, descansaba un botijo blanquecino y húmedo, con la boca tapada con un gorrito de ganchillo azul, que miedo nos daba que se colara por el algún insecto, mi padre siempre nos alertaba de que aquello podía ocurrir, y para ilustrarlo nos contaba una leyenda un tanto épica ;siendo él pequeño , cuando vivía en la aldea, al ir a llenar agua a la fuente parece ser que se coló en el botijo un renacuajo y allí se hizo una gran rana ,la oían croar ,incluso uno de mis tíos mirando hacia el fondo ,llegó a ver los ojos del animal ,yo no se si esto era cierto o pura invención ,pero esa historia indudablemente marco mi futura relación con los botijos, aun hoy los miro con cierta aprensión, entenderéis el por que ¿no?

Del suministro del agua en casa se encargaba mi madre, los viajes a la fuente incluían cántaro a la cadera y el botijo en la otra mano, unos pasos mas atrás venía corriendo yo, siempre me ha tocado ir algo acelerada en esta vida, suelo caminar con gente de zancada larga y yo tengo el paso corto, la acompañaba como no ,con un botijo de plástico de color verde, ya se sabe los niños imitan conductas.

Al lado de las cantareras, una alacena con puertas de madera y cristal , unos suaves visillos ocultaban los preciados objetos que colocados en sus estantes esperaban un día de fiesta para ser utilizados.
Las tacitas de café con su platillos, las copitas para el cognac, la jarrita de agua con el asa azul, objetos intocables para mi, que subida a una silla de aneas y madera azul pegaba la nariz para mirar hasta el fondo.

Hoy cuando tomo café en la casa de mis padres algunas veces utilizamos aquellas tacitas que guardaba aquel precioso armario yo siempre pensé que debían ser de una carísima porcelana, con el paso de los años mi madre desveló el secreto ,las fue adquiriendo con los paquetes del detergente Elena.
Sin lugar a duda ,el café en ellas es mas oloroso ,más penetrante, cada taza ,además del exquisito líquido ,trae el aroma del recuerdo, el de la niñez, el de la juventud de mis padres, el de las voces de mis abuelos ya ausentes, tomar café en esas tazas ,es algo mas que ingerir el líquido, es saborear una vez más,una parte de mi vida.


En frente, la chimenea , pintada de color tierra y decorada con pequeñas estrellas azules tintineantes, estrellas traviesas y juguetonas que una noche sin luna se colaron por nuestra chimenea y se quedaron para siempre con nosotros .

Hoy que rememoro todo aquello, como si pasease por mi casa , creo que aquella era una de las estancias mas bonitas de ella ,no se muy bien porque no la utilizamos nunca. siempre fue sitio de paso, acceso obligado a la gran sala ,donde la familia cocinaba comía y en épocas de matanza de cerdo, se llenaba de olor a carne y especias de las longanizas ,chorizos, morcillas y jamones que colgaban del techo en aquel improvisado secadero de viandas.

Aquella sala también tenía una chimenea , menos bucólica que la anterior, pero con mucha vida , frente a ella compartíamos charlas y tiempo , nuestro tiempo, a veces el crepitar del fuego y nuestros silencios, se veían amenizados por los sonidos de la radio Askar que mi padre tenía colgada para escuchar las emisiones de Radio Andorra, las noticias o el programa que hacían a las 8:30, España para los españoles.

Mi madre por la tarde ya había dejado pasar a nuestra sala a la psicóloga de la época, Doña Elena Francis y su consultorio, era la España rural,la España de la radio, de los combates de boxeo , de los consultorios de belleza y sentimentales, de las radio novelas con Matilde Vilariño, de las canciones dedicadas para los maridos o novios que estaban trabajando en el extranjero…era la música de fondo a mis juegos de muñecas o a mis dibujos de pinturas Alpino.


Decía que en la habitación de mis padres nada bueno parecía estar sucediendo demasiada gente y el médico, el resultado de todo, no se hizo mucho de esperar, alguien me dijo que tenía una hermanita .

Mi hermana, nació en casa, en la cama de mis padres, siempre le oí decir a mi madre que menos mal que no fue un parto complicado como el que tuvo conmigo ,me tomé tres día para venir al mundo, pero en aquel caso mi madre afortunadamente estaba en el hospital.

Se, pero de oídas ,ya que no lo recuerdo, que la niñita era llorona, llorona, ¿que le pasaría? esas cosas de los niños pequeños…esos sentimientos que tiene las madres, quizás durante el embarazo tuvo muchos disgustos, y sobre todo el incidente con aquella burra negra.

Aquella burra negra, que no era una burrita suave ni con ojos de azabache ,como el adorable Platero, esta era mala de nacimiento o estaba rebordecida; normalmente ayudaba a mi abuelo en las tareas de huerta , pero aquel día la llevaba mi madre, parece ser que esta que escribe, cayó entre las patas del animal, que se abalanzó a cocearme, mi madre en estado muy avanzado de gestación se lanzó a por mi, ella siempre ha comentado que esto pudo influir en que mi hermana naciese con tanto lloro ,son esas cosas que se piensan...

Lo cierto es que la niña del pelo rizadito , me destronó de la habitación de mis padres, lógico por otro lado, aunque pronto fuimos compañeras de juegos y travesuras.

Recuerdos más nítidos tengo de la habitación que compartí con mi hermana, estaba pintada de azul ,la iluminación venía por una pequeña ventana alta que daba a un tejado lleno de cosas que nosotras lanzábamos desde el piso superior, meter la mano por la ventana para alcanzarlas, era nuestra última oportunidad para intentar recuperar aquellos tesoros .
Nuestra cama era de hierro, de color plateado, alta, con dos colchones de lana que la hacían casi inaccesible y en el suelo, como alfombra una piel de oveja curtida…ya se sabe en casa del pastor, todo se aprovechaba.

La intimidad a la estancia la daba la cortina que la separaba del pasillo de acceso, una cortina con fondo beis y pequeños ramilletes de flores, en aquella cortina mi hermana y yo probamos nuestras artes en le oficio del corte y confección , o mas bien solo del corte le dimos un “tijerazo” o visto desde nuestro punto de vista, solo hicimos una mirilla observadora.

Esta ventana, enfado a mi madre, pero nada comparable al enfado que cogió cuando vio que también sobre su rebeca morada probamos la tijera. Aquella maldad no tiene precio, le sentaba tan bien… de pie, mirándose en el espejo del palanganero de madera ,yo detrás de ella la miraba hacer, se peinaba el pelo negro rizado , lo sujetaba en una pequeña cola y le ponía un lazo de terciopelo, y sobre los hombros la chaqueta morada.


Mi madre podría haber sido peluquera perfectamente , tenía gracia para peinar su pelo hacerme las trenzas y para sacar bucles del pelo de mi hermana, solía coronar su cabeza con la típica castaña ,como explicar este peinado a las niñas de hoy, bueno seguramente de la misma manera que tratarán ellas de explicar el suyo a las niñas de mañana, con gestos, mímica y algunas risas.

Guardo imágenes de mi pequeña hermana en un patio de colegio, formando en la fila de entrada, con su babero blanco y su pañuelito al cuello ,obligada por las siempre eternas anginas que la acechaban o cogida de mi mano en la puerta de la iglesia a la salida de misa de un domingo.
M e esfuerzo por recordar cosas de su infancia, apenas lo consigo, pocos trazos , escasas imágenes, solo una sensación que se mantiene en mi, la de que era una niña feliz.

miércoles, 29 de octubre de 2008

MI ViDA ES BELLA

Cada vez que me pongo en marcha con el coche y se que voy a pasar por Allí sentimientos encontrados me invaden, la ilusión y la alegría de reconocer el lugar, de saber que al verlo se desencadenarán multitud de recuerdos de vivencias ya pasadas, no solo mías…hay tantas cosas que he escuchado, que he visualizado al oírlas, que también forman parte de mi, casi como si las hubiese vivido.

Los otros sentimientos son menos festivos, hacen referencia a todo aquello que sucedió, a las gentes que pasaron por sus calles, lavaron en sus ríos, bebieron de sus fuentes, rieron lloraron ,vivieron… las que quedaron para siempre , las que marcharon…y la pena porque no quede ni siquiera un resto que les haga referencia…nada ,no queda Nada, solo Olvido..aunque quizás, no tanto...porque estamos, todavía estamos y lo recordamos.

Creo que una hormona especial, se activa en mi, es la del recuerdo de los olores de las tardes de primavera , el olor de las plantas aromáticas que crecían por las montañas cercanísimas ,el romero, el tomillo sobre todo, este, que al pisarlo te dejaba su impronta a monte durante horas, dispara el recuerdo de las sensaciones de luminosidad, tranquilidad y paz que sentimos los que Allí vivimos.

Pasan por mi cerebro imágenes como flases, una niña con calcetines blancos un día de fiesta , unos lazos en unas trenzas negras, sonidos de cohetes en la plaza, el volteo de campanas para dar la bienvenida a las fiestas de Mayo….

Incluso he hecho míos recuerdos de otras personas, los de mis padres , abuelos y oigo la acordeón del tío Paco los domingos por la tarde , en el salón que también llevaba su nombre ,los veo moverse al ritmo de la música ,escucho incluso el sonido de las vaporosas faldas de los años 50 al girar sobre la pista…los zapatos de tacón de aguja ,imposibles para caminar por un pueblo con calles sin pavimentar y descarnadas a menudo por la lluvia, sin embargo, los calzaban aquellas mujeres jóvenes…las veo pasear por la carretera, de cerca las sigue una pandilla de chicos, en algún sitio de la sinuosa carretera se encontraban , se enamoraban, latían..

Cuando miro lo que queda del pueblo,apenas una colina gastada,un castillo que lo corona , a lo lejos un cementerio y a los pies un río, único signo de vida, impertérrito al paso tiempo.

Me recuerdo con otros niños, recorriendo las paredes escarpadas para acceder a la fortaleza, que como otras muchas, tenía un tesoro que nadie había encontrado, ya se sabe, había que madrugar mucho para ver cual era la primera piedra en la que daba el sol, o esperar a la noche mágica de San Juan en la que aparecería algún signo que indicaría donde estaba el tesoro, demasiada complicación por un simple tesoro.


Por supuesto no faltaba un túnel subterráneo excavado por los árabes, que atravesando todo el pueblo te llevaba desde el castillo hasta el río,eso decían y eso repetíamos, afortunadamente no se nos ocurrió meternos por ningunas de las bocas del barranco que había por el pueblo, a lo sumo nos acercábamos un poco para mirar como se nos colaba la pelota..¡que cruz !Y cuantos balones sin recuperar se nos quedaron …el río debía de haber estado rebosante de ellos.



La plaza era nuestro lugar preferido para jugar, su superficie era lisa y fina ,por ello numerosos ” chamboris” la decoraban…tejos para jugar no nos faltaban ,no he visto otro lugar como aquel para encontrar por cualquier sitio pedazos de tejas rojas, que nosotras redondeábamos, para que avanzaran rápido ante los impulsos de nuestros pequeños pies.
Otros días, o mejor dicho tardes, a la salida del colegio, con el bollo de chocolate en el pan , aquel chocolate envuelto en papel blanco y de letras azules ,que se deshacía en la boca ,endulzando hasta el alma y dejando restos de azúcar en la lengua durante horas, nos daba por jugar a las casitas, en unos antiguos gallineros, no se sabe de quien, que ya estaban abandonados hacía muchísimos años, situados en los aledaños del castillo .

Ahora cuando recuerdo los lugares por donde jugábamos,me sonrío ante los juegos de los niños actuales, que peligros tan diferentes les acechan y seguramente mucho más graves,nosotros de aquellas correrías pocas marcas traíamos, a lo sumo algún rasguño, éramos unos niños muy, muy , pero que muy, rurales.

Aquellos pequeños seres, sudorosos, exhaustos y sedientos necesitaban un lugar de avituallamiento, sobre todo, de agua fresca que los aliviase , este era la casa de Fina, al lado de la iglesia,ella, nos recibía a todos ,formábamos una larga fila para beber el agua fresquísima que salía de de su pozo, agua pura de lluvia ,que paciencia la de esta santa mujer, dios no le dio hijos, pero adoptó a muchas generaciones de críos.

Para jugar en la parte baja del pueblo, estaba “el lejío” que nombres…hasta este momento que lo rememoro y lo escribo no me había dado cuenta , que se muy poco , o nada de su etimología . Por esta zona , la casa del médico, la taberna y la misma fuente pública, eran nuestros objetivos lúdicos.

La fuente ofrecía un lugar de batalla perfecto, mudo testigo de nuestras numerosas batallas, entre el bando que ocupaba la parte alta y los que asediaban, las cañas eran nuestras armas y cual brillantes espadachines asestábamos fuertes cañazos a nuestros adversario ,que peligroso, veo este juego, entonces no, solo jugaba. Estos juegos los aprendimos de una caravana de niños húngaros, que pasó por el pueblo, creo que eran maestros del género….los recuerdo con pañuelos en la cabeza y vestidos de colores morados y adornos plateados...aunque tal vez, solo tal vez ,esto sea cosa de mi fantasía.

Que manera de reprendernos aquellas mujeres, hombres o parejas de adolescentes que hacían de ir a llenar el cántaro a la fuente un momento de encuentro amoroso, eran otros tiempos, no cabe duda, a aquellos enamorados cogidos cada uno de un asa del cántaro, la vuelta a casa se les hacía corta por más que ellos pretendieran alargarla .

Otro lugar al que nos gustaba acercarnos,aunque lo hacíamos pocas veces, era la zona del cementerio ,esta zona nos atraía y nos asustaba.
No se si era casualidad o lo hacíamos de manera premeditada, siempre que merodeábamos por sus alrededores, era al atardecer incluso anocheciendo, coincidía con la recogida de agua que había en una pequeña charca ,se la acercábamos a las mujeres que limpiaban la iglesia ,estas nos mandaban a por el preciado líquido purificador, y en este caso no íbamos a casa de Fina, que estaba cercana ,sino que raudas enfilábamos el camino del cementerio.

Una vez que teníamos los recipientes llenos , los sacábamos y caminábamos hasta la cancela de hierro del cementerio, entre sus barrotes, mirábamos al interior para ver las tumbas cercanas ,mujeres y hombres que nos miraban desde sus lugares de descanso eterno pero sobre todo, nos inquietaba una que era totalmente blanca ,un niño de cuatro años nos miraba sonriente, como si agradeciese la visita de otros niños, aunque no pudiese jugar con ellos.

Yo sabía quien era él, había oído contar la historia a mi madre, una historia triste que quizás me la contaron para protegerme e indicarme que la mano de mi madre era un lugar seguro, sobre todo en un pueblo con dos ríos y numerosas acequias que regaban las huertas cercanas…el agua para un niño es como un imán, a veces muy peligroso.

Me contaron ,que aquel niño rubio se le había escapado a su madre de la mano mientras esta compraba en la tienda de ultramarinos, cuando lo echaron en falta del lugar no lo pudieron encontrar...hacia el atardecer unos hombres vieron algo parado entre las cañas en uno de los recodos del río, y al acercarse descubrieron un mechón de cabellos rubios mecido por el agua, encontraron a aquel pequeño angel, ya era demasiado tarde.

Aquella historia dejó su huella en el pueblo, los padres, jóvenes emigrantes que vinieron a trabajar en la presa que se estaba construyendo ,marcharon dejando en el cementerio, parte de sus vidas, su hijo, con su tumba blanca y con su misterio… Se rumoreó por el pueblo que era difícil que él, siendo tan pequeño llegara solo hasta el río…siempre circularon otras histórias, así pasó a formar parte de las leyendas del lugar, nació lo que hoy , denominaríamos leyenda urbana.
Por eso la mano de tu madre era el mejor de los refugios.

Hipnotizadas frente a la puerta del cementerio ,con la noche ya cayendo, algo nos volvía a la realidad ,el canto de algún grillo o algún mochuelo que ya nocturneaba, cogíamos los cubos y corríamos ,más que andábamos, hacia la iglesia que ya tenía encendida la lámpara central y su luz mortecina se extendía por el recinto,sacaba brillos de su suelo de ladillo blanco y negro, a estas horas, aquellos santos tan grandes,en sus hornacinas, más que protección inspiraban miedo, Santa Catalina de Siéna, con la rueda de su martirio presidiendo el altar, un San Isidro labrador, que miraba con el gesto cansado del hombre que trabaja duro de sol a sol , para completar aquel escenario la imagen de la Santa Cruz en su vitrina de cristal, sobre un calvario de calaveras…y lo más imponente, incluso sobrecogedor para una niña, toda una retahíla de ofrendas de piernas ,brazos de plástico que colgaban en la pared ,en el lado izquierdo, la luz al incidir en ellas les confería una apariencia real ,mejor no dirigir la vista hacia el lugar o aparecía la angustia ante lo que aquellas ofrendas significaban.

Más que impresionadas estábamos ya, muchas veces para completar la escena, aparecía Pepe ,el joven monaguillo que salía de la sacristía, lugar oscuro donde los haya, y que con permiso del cura tocaba el órgano, sin su permiso por supuesto, también se bebía su vino.
Pepe era un autodidacta, más listo que el hambre y que arrancando notas lastimeras al antiguo órgano, propiedad casi, del viejo sacristán, ponía la banda sonora en aquel escenario de misterio digno de Amenabar, en el que se convertía la iglesia de mi pueblo al anochecer.

Tanto susto empezaba a marcarnos la hora de huir para nuestras casas, pero para ello teníamos que atravesar la zona de confesionarios donde la luz iluminaba escasamente, ya se sabe la importancia del recogimiento y la oscuridad ,para contar los pecados y secretos inconfesables a los ávidos oídos del sacerdote, y la entrada ,en cuyo lado izquierdo tras una cortina morada ,se adivinaba una estrecha escalera de caracol que accedía al campanario, otro foco de terrible oscuridad, en ese momento lo peor que podía suceder es que el reloj de la torre diera la hora,sus golpes retumbaban como si del latido del corazón de un enorme monstruo se tratase, si eso ocurría, salíamos disparadas cada una hacia su casa, las despedidas a gritos por el camino mientras corríamos en busca de un refugio seguro…yo calle abajo, no corría ,galopaba ,el eco de mis pasos resonaba en el silencio de la noche, por contextualizar la carrera diré ,que aquella luz era de 125watios con unas farolas que sobre la bombilla tenían un plato de porcelana,ya sabéis como suenan si el viento sopla ,aunque sea suavemente, como para detenerse.

En mi bajada veloz ,hacía un pequeño descanso frente al estanco, de ahí salía una luz más potente por su puerta de cristal, detrás de ella siempre estaba el estanquero, ojo avizor a todo el que pasara por la calle , de pie, inmóvil, apoyado sobre su bastón y su única pierna ,no era momento de mirarlo.

Tras recobrar el aliento, volvía a iniciar la carrera por las apenas iluminadas calles ,otro foco de luz provenía de la carnicería, me llegaba por mi izquierda junto a los golpes secos del cuchillo del carnicero ,cortando la carne, me anunciaba que tan solo unos metros más y por fin llegaría al callejón donde estaba mi casa, seguir hasta la puerta, abrir el pestillo de la parte inferior , ya que la de arriba permanecía todo el día abierta, solo la cerraba mi padre cuando llegaba, entrar, subir los dos tramos de escaleras que me separaban de mi madre y por fin sentirme segura, sentirme en mi casa ,atrás quedaba la noche y sobre todo la oscuridad..

¿He dicho ya, que no me gusta la noche?

video

domingo, 19 de octubre de 2008

EL AROMA DE LAS MANZANAS





Como cada otoño, repito hasta la saciedad que no me gusta esta estación y muchísimo menos el invierno , pero sinceramente tengo que reconocer que el motivo es que me lleva a la nostalgia y que si no me esfuerzo un poco, me llevaría a la tristeza .

No obstante le reconozco al otoño algo maravilloso, el aroma, sobre todo el de las manzanas asadas.
Me gusta tener manzanas en casa , asarlas y comerlas...pero me gusta sobre todo el aroma que sale del horno y se extiende por todos los rincones, un olor dulce ,tibio…
Así pues para mi, Septiembre trae aroma a manzanas …y el color amarillento ,el color de mis recuerdos…

Debes ser que el aroma ejerce como potente activador de mi memoria y me hace regresar a otros momentos de mi vida , momentos de una época de niñez, que ya desde mi madurez añoro…

Tengo añoranzas de esos tiempos, de mi pueblo ya abandonado hace tantos años, de aquella casa en la que viví los primeros diez años de mi vida, aquella casa situada al fondo de un callejón, que mi madre siempre tenía limpio, recién barrido y regado a mano, como hacían las mujeres antes en los pueblos .
La recuerdo de parte mañana metiendo la mano en le cubo de agua fresca y regando la calle. Cultivaba geranios , claveles ,que colgaba en cualquier maceta o lata y unas plantas llamadas “mampedros”, que surcaban todo el estrecho carrerón…ello hacia que aquel rincón no pasara desapercibido para nadie que subiese por la calle .

Aquella casa , pintada de blanco , con los marcos de las ventanas azulados, y la puerta no barnizada, sino pintada con una especie de pasta terrosa que le daba un color marrón rojizo .
Mi casa, allí en la calle Del Barranco, tenía personalidad , años y atesoraba vivencias suficientes para protagonizar una historia.

Era una casa de pueblo, la entrada, escaleras, primer piso, escaleras y la cambra , chimeneas en el segundo y tercer piso y sobre todo un mundo mágico de estancias sin nombre a las que se llegaba desde la cuadra bajando por un pasadizo hasta llegar a una especie de cueva en el fondo de la casa, a la que por supuesto mi madre me tenía prohibido bajar…pero que yo tuve que visitar ,porque guardo en la memoria las imágenes de todo aquello.

Ventanas no demasiado grandes desde todos los pisos a las que yo me asomaba ,sobre todo la de la del tercer piso ,que era mi preferida,la llamabamos “la “cubierta” ,si me subía a una silla, podía ver mejor las montañas, sobre todo una muy curiosa con forma de mujer que la llamaban “Jesusa”,la carretera ,los coches pero sobre todo ,el autobús de línea que iba a Valéncia y el rio, el Túria , con su ribera de chopos .

En la entrada del pueblo una casa señorial de dos plantas que tenía nombre propio “el chalet” ,que luego con el paso de los años y ya abandonada nos mostró en uno de sus laterales antiguas pintadas repúblicanas, un poco mas adelante el abrevador para los animales, siempre había algún caballo ,mula o burro refrescando..los campos de huerta estaban a ambos lados de la carretera de entrada .
Todavía hoy veo a mi padre con su rebaño de ovejas de camino a los corrales que estaban un poco más arriba , por la senda de detrás de la Venta o antigua posada, el camino se hacia cada vez más angosto ,rebasando la antigua cueva del” tio Abelino”,que a saber quien era aquel señor ,tendré que preguntárselo a mi madre, para saber si ella sabe algo.

Otras veces si mi padre pasaba no muy de noche, iba con mi madre de la mano a esperarlo y lo acompañabamos hasta cerrar las ovejas para luego volver todos a casa con el perro, un perro, pastor, así se llamaba , por su oficio, y por originalidad de mi padre para poner nombres, claro.

Pastor era un perro joven,y lanoso, que había sustituido al ya viejo y fiel Moro, un perro de color negro,que impresionaba, ya he dicho que mi padre era muy originalen los nombres.

La casa, como veis tenía una vista panorámica ,diríamos ahora, en cinemascope y creo que también tenía sound round,…

La disposición de las casas de estos pueblos tan antiguos como el mio, unas sobre otras ,hacía que aunque estuviese muy arriba pudiese ver las cosas ,las casas y las gentes del pueblo fácilmente.

Y de sonido , estaba genial, como ya de dicho, aun recuerdo a mi abuela que varias calles más abajo se asomaba a su ventana , me asomada a la mía y me gritaba para que me apartase de la ventana o del balcón, porque también lo había.

Que decir de aquel balcón maravilloso y muy muy peligroso según decían los mayores que me rodeaban, no podía asomarme a él por la altura y sobre todo porque se apoyaba según se veía por abajo en un entramado de hierros y cañas ya muy estropeadas, así que pocas veces cuando estábamos en el comedor pude asomarme a él.

Lo sorprendente es que muchos años después aquel balcón que siempre amenazó con hundirse permanecía entero.

Todo estaba alto en aquel pueblo, mucho para una niña que estaba constantemente vigilada y oyendo baja de ahí que te puedes caer, quizás sea por eso ,que después desarrolle un vértigo enorme,¡ ay abuelita, con tanto sermón!

Lo cierto es que aquella ventana me descubría un mundo maravilloso a lo lejos, y por descontado también a lo cerca, porque justo debajo, estaba el tejadito de un vecino que atesoraba algunos tesoros maravillosos que mis manos traviesas habían ido lanzando a él y ahora deseaba recuperar…

Brillaba sobre todo un zapato de mi madre, con tacón de corcho y cuña que este verano pasado hubiese hecho furor..y una muñeca, allá, justo enganchada en una de las ultimas tejas, tesoros inalcanzables y deseados tesoros como estos pequeños recuerdos ahora evocados ,talvez, solo tal vez, por el aroma, el aroma de otoño, el aroma de manzanas asadas.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Viajando.....




Agosto...maletas...pasaporte..avión...ilusión..

Conocer...descubrir...saborear..oler...y sobre todo ,disfrutar de un país...o más exactamente ..de algunas ciudades de un país.¿Viste su bandera? ya sabes cual es¿ no?...asi es, CROACIA, quizás más por decisión de los tour operadores que por mi misma...pero allí estuve .

Y digo que intenté ver mucho...y mucho vi,algunas cosas comprendí, otras lamentablemente no pude retener..pero queda la sensación de haber estado en un gran país,quizás no tanto por su extensión,pero si por su história.
Durante días oí hablar a los guias sobre sus origenes,sus invasiones,su luchas con la vecina república de Venecia,los Habsburgo(yo que soy una fantasiosa imaginaba a la famosa SiSi emperatriz paseando por los bosques) su pertenencia a Yugoslavia ..su deseo de ser libres y su alegría por serlo actualmente.
Y asi con unos cuantos kilometros a cuestas me encontraba paseando po las laberínticas calles Trogir, pequeñisimo pueblo de fundacion griega...bueno, pueblo /isla.
....y llegar a la riviera de Zadar y pasear por lo que queda de su foro romano,tras la última guerra que sufrío el país.
Y por fin...tras haber mirado el Adriático desde la la "autopista de la costa"(la Tito autopista ..como le llamabamos ironicamente)sumergirse en sus aguas del mil variedades de azul..playas vírgenes..de piedrecita blanca y de aguas frescas..por más que los cróatas dicen que esta a 24 grados...maravillosa burbujeante llena de vida y de españoles, la riviera de Opatija.



¿Vamos a las cuevas de Postojna? prepara como yo hice, tu pasaporte ,cruzamos fontera un nuevo país ,Eslovenia ,verde,rico,bonito..se abre para mi y allí a los pies de los Alpes, las cuevas...no tengo foto..hacía tanto frio 8ºgrados constantes, que no saqué las manos de los bolsillos..enormes estalatitas y estalagmitas recorrido en tren y una hora caminando bajo la tierra...¿lo imaginas??? si no lo consigue tu mente ,ya sabes,,las cuevas te esperan.


Y por la noche ...sorpresa en Zagreb um maravilloso "Tito Hotel "me esperaba y para no desentonar, una "Stalin cena"...¿es necesario algún comentario?No,¿verdad?jjajaj...pues no lo haré

La verdad es que...el ser humano es capaz de hacer obras maravillosas...pero la naturaleza es capaz de superarnos con creces y Plitvice sus lagos su belleza se grabó en mi retina.











Caminar por el parque nacional,oir el rumor del agua y siempre ,siempre admirarnos de su limpieza cristalina,de su gama de tonalidades azules ..del frescor de la naturaleza..del sueño reconfortante en aquel maravilloso hotel enclavado alli............
Después de de esa sensacion envolvente de naturaleza,la belleza de Split con el palacio del emperador Diocleciano ...yo entré por la puerta privada del emperador,la que está frente al mar...como sabían estos romanos ...y como supieron después sus gentes ...
¿Dónde estan los restos del emperador???ahhh!!! quien lo sabe ...el pueblo los sacó de su panteón y en venganza por sus crimenes contra los cristianos..hicieron allí una capilla a un mártir local,hoy es la catedral mas pequeña del mundo...MIRALA!!!!





Que hambre da tanta cultura ,tanta historia ,asi que por aquellas callejuelas ... a comer pizza ,riquísima,como las italianas pero mejorrr...los croátas las han mejorado...por no hablar de sus enormes helados ...que nos pasaron factura ,claro solo visible en las falditas...





Y de regreso a la maravillosa ,a la castigada ,Dubrovnik...gozar de sus calles de sus edificios pasear por su murallas.
Una vez más como durante todo el recorrido ,las secuelas de la guerra contra Serbia...orificios de balas en las fachadas y aquí desde la muralla ,contemplar los tejados rojos ...demasiado, de teja nueva...y muchos...
Fueron destruidos por el intenso bombardeo...pero a pesar de ello...no hay pesimismo en sus gentes...hay alegria e ilusión y muy buena acogida a todos nosotros(los turistas)........sales de alli con deseos de vover...si no te da miedo el avión ..ánimo estas a dos horas..quien sabe si no nos cruzaremos por sus calles....
Una última mirada al azul del mar a su inmensidad y un deseo insondable de llenarte de él..





Y el retorno a casa.









Septiembre

Siempre he creído que para escribir hay que tener un momento especial, un estado de animo propicio, que para mi, una ilusa practicante , de esto tan maravilloso, que es el arte de escribir, esta cercano a la nostalgia.

La nostalgia en mi facilita la expresión de lo que siento, porque yo todavía estoy , y mucho me temo que no saldré jamás de ese estadio, el de escribir sobre lo que siento ,lo que me emociona ,lo que me impacta…

Hoy, me siento nostálgica...especialmente nostálgica...hoy 11 de Septiembre, no es una fecha cualquiera...dicen los analistas que hoy hace 7 años sucedió algo que cambio para siempre nuestras vidas.

Yo también recuerdo lo que estaba haciendo aquel 11 de septiembre de hace 7 años...también consideré en aquel momento que estaba haciendo algo ilusionante..algo que formaba parte de una maravillosa aventura que acababa de iniciar y en la que todavía continuo.

Del resto de los 11 de septiembre desde entonces ,la verdad es que no recuerdo nada a excepción del año pasado, fue un día especialmente amargo para la gente que me rodea y a la que quiero...fue un día de lágrimas, de mucha soledad, de mucho miedo...es uno de esos días que no debían haber existido..pero existió..yo hoy lo he recordado, es más no he dejado de hacerlo, de repasarlo mentalmente pero se que alguien más también lo ha hecho….afortunadamente.,solo he tenido que preguntar:¿te acuerdas?,Si, me ha contestado, no hacia falta nada más…

Faltan menos de 6 horas para que termine este día...y mañana será12 de Septiembre, otro día..pero en ello ya pensaré mañana...un mañana que tampoco estará exento de nostalgia…

También el 12 de septiembre de 2007..pero esto será otra história...y desde luego sé que mañana no podré preguntar ,como ha sucedido hoy:¿te acuerdas?...bueno quizás se produzca un milagro y obtenga un si, pero es que estoy de un escéptico…además de nostálgica ,escéptica…..igual es cosa del mes…de este mes de septiembre.

sábado, 16 de agosto de 2008

Regalitos y esas cosas.....

La gente y los regalitos, los cumple y los regalitos…los aniversarios y más regalitos…la Navidad…Los Reyes Magos. .(bueno…los reyes de todos es sabido que es cosa de sus majestades de Oriente)San Valentín…Sant Dionis (para los valencianos) y los regalitos…seguramente habré omitido algun evento y su consabido "regalito".

A mi ,es que mucho ,mucho tampoco me gustan,los regalitos,se entiende, es tan pesado ir de compras y tan caro..de todas formas hay personas que nos regalan su compañía ,su tiempo ,ese si que es un buen regalo, lo del tiempo, me refiero ya que ..el tiempo vale tanto como el oro o eso rezaba un amigo ,con el que nunca supe si me decía; lárgate pesada que mi tiempo es oro…o mira que regalo te hago..por el mismo motivo.

A mi, nunca me han regalo muchas cosas ciertamente, ni siquiera el seis de Enero, pese a que fuí una buena niña ,pienso que mi madre no debía ser muy aficionada a la escritura y les enviaba cartitas cortas, a los Magos de Oriente, solo debía poner: traigale a mi nena unas pinturas Alpino y una libreta para pintar …muñecas pocas que se rompen..

Por eso siempre he tenido "ansias" de muñecas..las veo en le escaparate y se me va la vista..y ahora que lo pienso, mira que me haría ilusión que me regalasen una muñeca ,ya ves …pequeñas frustraciones que albergamos dentro.

Claro asi he salido yo..un poco de no hacer regalos ,escasos...escasisimos y además de esos que seguramente al común de los humanos no les haría ninguna ilusión,el último de esta índole que regalé fue un cuadro superimportante de G. Klimt, El beso…lamentablemente solo pudo ser de manera virtual..siguiendo por este camino un día de estos regalaré: un amanecer o una puesta de sol, o la mirada limpia de un niño, o la mirada enamorada de una mujer..

Tampoco me disgustaría recibir un tipo de regalo semejante, porque para mi ,lo importante, más que lo material ,es el tiempo, el que han dedicado a pensar en mi ,a elegir aquello que me gustaría ,eso es lo especial del regalo la intención y la intuición.

No hace mucho..yo recibí uno especial...un poeta,anónimo ...pero no por ello menos poeta, me regaló una poesía ¿qué si no? Con una de mis palabras preferidas DÈRIA.

Si, yo es que tengo palabras preferidas, hay quien tiene colores, sabores, lugares..yo también ,pero además tengo palabras preferidas las que empiezan por S me gustan mucho :suavidad, sugerente, serpenteante, sinuoso, sensitivo….

Otras en valenciano, lengua que ni mucho ni poco, domino, pero hay palabras que me atraen como la mencionada dèria ,caboria,…y así ,con una de ellas, me hicieron un regalo, una poesía.








Saps...

Tinc una dèria...
que té nom de dona
i una dona
que té nom de flor.

Com un llamp de lamemòria
em recorde ara,
entre primigèni i premonitòri
de xic tirant a creixcudet
tenía un jardinet al terrat.
Canoneres de teulada
i pots diversos rebien
clavells, geranis... i
al racò, just al racó
com a un altar,
entre major i principal
i dins d'una olla gegantesca
d'al.lumini en desús...
la vaig plantar...
amb la terra cansada de la marjal.

Abans de mi...
abans de vindre al meu jardinet
més destartalat que dissenyat,
la vaig veure a la parada dels
divendres...
una floreta incipient...
una sola, tan roja... tan solitaria...
s'en va vindre a casa...

Passaren els anys...
la casa passà a l'oblit necessàri
de la compravenda i ella...
Suau...
tan roja...
olorosament dispersa
quedà en alguna parada
de la meua memòria...

Saps...

Tinc una dèria...
que té nom de dona
i una dona
que té nom de flor.



Yo no quise ser desagradecida…y le hice también un regalo,no tan poético creo,yo le regalé …. una Dèria.

miércoles, 13 de agosto de 2008

DESAPARECEDOR

Nunca he sido persona de perder cosas...ni de pequeñita y digo cosas tales como las que pierden los niños, juguetes… muñecas y mucho antes, siendo un bebe ni siquiera la cadenita o la pulserita de oro que nos ponían las madres o la abuela.
Bueno si he de hacer honor a la verdad, mi madre alguna vez me ha enseñado una diminuta anilla,guardada en una cajita roja, que dice que era mía y compañera por supuesto, de otra que esa si la hube de perder…que mal día tendría yo ,primero por haberla perdido y después por darme cuenta de ello.

Con el paso de los años que ya son muchos y espero que cada vez sean más...esa ha sido mi tónica, no he perdido cosas aunque si la he despistado o como yo digo :están en paradero desconocido ,pero más que culpa mía yo creo que ese del duende.

Hace unos años se instaló por mi casa el duende de las desapariciones..que para mi es como el monstruo de las galletas..pero le gustan especialmente las llaves, las llaves del coche ,las de la casa, yo he contraatacado como he podido y algunas veces logro que aparezcan haciendo concesiones incluso a San Cucufato, y allí están ,entre las plantas o por el patio..otras jamás las vuelvo a ver, por ello me he provisto de un buen surtido de copias…cosa que no deben saber nunca los ladrones.

Si he contado todo ello es para que os hagáis una idea de cómo me disgustan las desapariciones de las cosas, y sobre TODO las de las personas….no puedo con ello.

Afortunadamente son escasas las desapariciones personales en mi vida, alguna inevitable..triste pero inevitable y alguna evitable...triste también por lo evitable.
A mi, a veces ,me entran ganas de decirle al personal: por favor numérense y que no me desaparezca nadie si alguien se tiene que marchar que avise o que se despida, que menos…

”te fuiste sin decir adiós. Nadie te sabe, todos te añoran, van proclamándote.
Quedaste en tantas vidas que no descansan.sin alivio, porque te echan de menos, te reconocen de más…”

Asi lo canta Benedetti...así lo suscribo yo, una desaparición no es una muerte, es un vacío terrible que no se cura con el tiempo, es la incertidumbre que causa lo que no sabemos si es definitivo, es diferente a la muerte….

Por lo tanto, desaparecido…estas en nuestros recuerdos...no nos abandonas..encontrarás otras gentes alegrarás sus vidas y seguramente volverás a desaparecer …confiemos en que cada uno de los desaparecedores reciba el castigo de su propia conciencia por el dolor causado por la tristeza…

Pero sabes…yo, en mis reflexiones en mis idas y venidas mentales,a veces, te eximo del castigo porque creo…siento…se...que ni siquiera has contemplado la posibilidad de que causes todo ello…simplemente eres un …un egoísta…un DESAPARECEDOR.

sábado, 9 de agosto de 2008

DICHI CHE IL FIUME TROVA......

Dici che il fiume trova la via al mareChe come il fiume giungerai a meOltre i confini e le terre assetateL’amore giungerà, l’amoreE non so più pregareE nell’amore non so più sperareE quell’amore non so più aspettare.

Ya lo dice Pavarotti,o mejor ..lo canta..de la misma manera che il fiume trova la via al mare,mi mente encuentra el camino,un camino que conoce perfectamente para llevarme a la nostalgía,para hacerme recordar e indudablemente para entristecerme....

La mente nos juega estas malas pasadas...sobre todo las laberínticas como la mia...cuando aparece una idea.. un recuerdo..congela una imagen ..la nostalgía se instala y recorre velozmente el laberinto ..y como no...por que iba a conformarse con poco..en cada una de sus pasillos, de sus recovecos ,se queda...y nos deja un sabor a tristeza...a tristeza tonta..a tristeza sin motivo real...pero por ello no deja de ser TRISTEZA

martes, 5 de agosto de 2008

Los niños de Julio

Hoy he vuelto a mirarme en sus ojos, he sentido su mirada triste...he visto su carita cansada ..y he vuelto a sentir pena…mi niño de Julio...que largos se te hacen los días ¿verdad? Pero mañana se acaba…llegan tus vacaciones...con un poco de suerte tus papis no tendrán que salir a trabajar y podréis estar juntos……..

Se acabó la jornada de 8 a 17h..el exceso de actividades, la piscina de cursillo, las manualidades obligadas y pintar que tanto te irrita …mañana duerme hasta las 10 y luego ya veremos….

Sabes? Antes no era asi…yo también fui niña y en julio jugaba en la aldea de mi padre..cazaba renacuajos en la rambla, los metía en botes para ver si lograba hacerlos criar, acompañaba a mis primos echarles a las gallinas..y después de comer mi padre siempre me ponía una división por aquello de que no me olvidase…era tan larga que me cansaba de hacer números...leía algún comic y también recuerdo haber leído la Iliada y la Odisea en versión adaptada..los tenían por casa mis primos.

Al hacerse de noche jugabamos al escondite que allí ,por la aldea de Cuenca a la que yo iba, lo llamaban “Malla”. Era gracioso porque entre la poca luz y que nos cambiábamos la ropa lográbamos despistar al que pagaba...que desde lejos nos confundía,,,

Julio se pasaba rápido…no había horarios, solo descanso juegos, familia…nada que ver con las vacaciones actuales…….pobres niños…pobres padres, todos desesperados en busca de lugares, de actividades que permitan conjugar el trabajo y la falta de vacaciones……

Todo se estudia ...todo se planifica….pero como cansa …como se cansan…como estas de cansado mi pobre niño…que solo desea una história, una voz suave que lo evada por unos minutos de su estrés de día, de su dura jornada de 8horas…y lo conseguimos…por unos minutos vivimos con el lobo feroz ..el que come solo sopa de arroz por no ir a cazar…o el león que no sabía escribir y quiere escribir una carta a la leona culta..o con las 7 brujas que no sabían abrir un huevo……..

Y así entre unos y otros te acompañaremos en este caos en este estrés, en esta falta de tiempo hasta que seas mayor…pero que pena…mi queridísimo niño de Julio te habrás perdido el placer de no hacer nada….el placer de jugar por jugar…de nadar por nadar…de pintar cuando te apetezca …..te habrás perdido la edad de la libertad…encerrado en un planin de actividades…

Lo siento mucho…muchísimo …querido niño de Julio…tengo dudas..muchas….no se si lo que te damos es mejor que lo que nos dieron…pero tu no dudes..de que lo hacemos con amor.

viernes, 1 de agosto de 2008

REFLEXIONES

A ver…veamos… que estoy que no vivo y lo digo totalmente en serio…¿la culpa? LA CRISIS!!!!!
Esta maldita crisis que a algunos ya les ha quitado la alegría del verano y a otros nos ha metido la preocupación en el cuerpo y por solidaridad pues como que también …

Y es que tengo sentimiento de culpa ,si …como lo lees amigo…con lo mal que esta todo (que es la palabra que más se oye últimamente) como para decir que voy a viajar estas vacaciones..de verdad que me dan hasta ganas de cancelar.

Pero ese sentimiento de susto le da a una incluso cuando le das a la manguera para regar el jardín …que ahora ya no solo es por el cambio climático, la escasez de agua…es que ahora a una le viene ideas de: ufff… hay que ahorrar agua que tenemos poca..mejor que se utilice para hacer energía y no tenerla que comprar a los franceses…

Menos mal que llegó Chavez…..casi que nos regala el crudo..amigo Repsol dice el político, podréis abrir un nuevo campo…

Si es que la culpa de la crisis la tiene el crudo, que nos esta friendo a todos a base de subir los precios..que va una y dice: lléneme el depósito y cuando ves como sube el dinero a pagar ..terminas diciendo :déjalo ahí…ya esta bien.
Ay ay ay…que no veas los guiños que le echo ya a mi Mountain Bike.

Y digo yo.¿¿.no se estarán confabulando todos???? La crisis del ladrillo,
la del crudo, los coches ,la telefonía…los bancos ,bueno menos Botín que sigue comprando y anexionando…

y lo peor esta por llegar, que decía ayer un afamado economista, que una vez pasadas las elecciones americanas ..nos vamos a enterar… estaba el hombre de un apocalíptico tal, que cuando terminó y dijo buenas noches y buena cena….esta que escribe, tenía los pelos como escarpias(los pocos que quedan que el láser va haciendo su marcha)para cenar estábamos,,,mejor tomar una tila y un trankimazin..

Austeridad…austeridad… dice el responsable de economía, que todavía nos queda un año y que a finales del 2009 estaremos saliendo de la crisis..claro que yo digo, rumbo a donde saldremos,,no será en avión que no hacen nada más que reducir personal y vuelos,,,¿será para reducir gastos que también vuelan más bajitos??? Dice mi vecino que el que va asi, es el avión correo..pero digo yo que correo siempre ha habido y no los hemos visto tan bajitos

y ahora va y Ryanair dice que suprime vuelos desde valencia ..ahora que le había yo cogido gustito a las compañías baratas….asi que con este panorama yo deseando que llegue Agosto, esperemos que nos llene de alegría que Julio ha sido muy muy largo….y todavía no ha acabado.

jueves, 31 de julio de 2008

Tu eres azul

Tu eres Azul


Azul

como el color de mi sueño

como el mar en el verano

como el cielo al que me aclamo.

Tu eres azul

como el color que aquel niño extiende en su folio blanco

como mi cielo que surcas

como mi mar que navegas.


Tu eres azul

como este mar que me abraza…

Y las olas tus palabras y tu risa una marea

que se deshace en mi noche….