lunes, 24 de noviembre de 2008

Mi falda Morada

La dejé colgada allí hace unos cuantos años, para ser exactos diez, que no son pocos.
La dejé colgada en mi armario y en mi almario y allí ha permanecido hasta hace escasos días.

Siempre me gustó …dicen que el morado es el color de la mujer, yo no sé si es asi ,pero a mi es un color que gusta especialmente por su elegancia. Entre el azul y el rosa así es mi falda, la del armario.

No importa que la ropa cuelgue de las perchas , es más, de no llevarla puesta, ese es el sitio ideal para que este, pero a veces las prendas significan tanto ,representan tantas cosas, que además cuelgan de nosotros , incluso sin llevarlas puestas, esto le sucedió a mi falda, por ello, la dejé atrás y con ella intenté dejar atrás heridas ,laceraciones... sobre todo del alma.

Tengo que decir que no estaba olvidada , cada temporada ha salido de su sueño y ha vuelto a estar ahí, frente a mi ,casi con vida propia, una parte de mi vida .
Algunas noches mientras leo, recostada en mi cama la miro por la estrecha abertura de la puerta mal cerrada de su escondite, pienso en ella ,en aquellos días…

El lunes por la noche mientras la miraba ,la combine mentalmente con un suéter y unos zapatos, me ví guapa con ella, pensé que al día siguiente me la pondría ,lo hice y al sacarla de su sueño, de su lugar de reposo ,abrí la caja de Pandora ,o mejor dicho la de mi armario-almario y salieron mis fantasmas de carne y hueso como dice Benedetti los que tengo clasificados por nombres y por edades los que puedo organizar como una procesión, por colores tamaños y promesas por época por tacto y por sabor..Estoy llena de sombras de noches y deseos de risas y de alguna maldición.
Mis huéspedes concurren como sueños con sus rencores nuevos su falta de candor.....

Y la falda marcó mi día,mi ánimo ,mi espíritu...al atardecer volvió a su percha, al anochecer cerré el armario y deje entornada la puerta de mi almario....

4 comentarios:

Artaldeluna dijo...

Un armario y un almario... vaya... diferentes cubículos, diferentes caminos para confluir en el mismo destino...

Tu falta morada... entre el azul y el rosa...

Será cosa buena y pertinente, cual ley de la memoria histórica... exhumar pedacitos vividos...
pedacitos sentidos...
y tener la libertad despues... de desexhumar y hasta la próxima...

Feliz falda morada... morada de 10 años paralizados...

esco dijo...

Che rouse!! una nueva estrella ha nacido, jejeje.Que brillante y sugerente.

Es bueno recordar esos momentos por que eso significa que ya han pasado y refuerzan nuestra positividad al verlos desde un punto de vista diferente.como decia alejandro sanz "despues de la tormenta siempre llega la calma", y cuanta razón tenia... o eso esperemos.

Ah me mola la metáfora de tener colgada la ropa=tener colgados los malos recuerdos. Condicionamiento puro y duro, jejeje

macuera dijo...

Aunque hayan prendas que cuenten historias que queremos dejar en el olvido y las usamos xa ello, xa olvidar, con el simple acto de dejarlas en el armario, siempre es positivo, al cabo de un tiempo, sacarlas del oscuro sitio y volverlas a lucir y sentir que todos esos miedos y malos tiempos quedan superados. Se de lo que hablas en el texto y yo tambien he vuelto a sacar de las polillas un sueter en concreto...

Anónimo dijo...

vaya q buen relato...me encantó, pues es 100% cierto, así como las analogias taxitas inmersas en tu publicación...El morado es un color sensual e impositivo...llegue a esta página debido a un bello sueño con una hermosa falda morada, fue un buen sueño al igual que tu relato...debo agregar que tanto las "faldas", "perfumes", "lugares" pueden evocar nuestra vida en sus diferentes y comlejos aspectos; logran rejuvenecernos o sepultarnos.