domingo, 28 de diciembre de 2008

¿¿¿FELIZ NAVIDAD???

Me gustaría ser excepcionalmente única , en algo…¿a quién no? no lo soy, ni siquiera en el sentimiento que me inspiran estas fechas navideñas ,formo parte de la ”comunidad” a la que le disgustan estos días.

La Navidad no es mi festividad preferida, sin motivos muy claros en mi caso, pero a pesar de ello prefiero cualquier otro día a estos almibarados días festivos del mes de diciembre.
.

¿El por que de esta manía? No lo sé, seguramente hago mia la idea que nos transmite la cultura social de que son días felices , o muy felices y que de manera institucionalizada, por la tradición ,por el comercio… TODOS tenemos la obligación de ser felices.

Quizás empatizo con otras personas, y sus situaciones, hago mías sus las tristezas, vivos sus vidas, me recreo morbosamente en su deseo su ansia de que lleguen estas fiestas para reencontrarse con sus seres queridos, por aquello de que estas fechas son las de los reencuentros.

Me convierto en la estudiante de un pueblo alejado que cursa estudios en la ciudad y regresa a su casa, su pueblo nevado. Mis padres esperándome con los brazos abiertos y el abuelo ya muy mayor, sentado frente a la tele me mira con una amplia sonrisa.. Comparto con ellos la cena de nochebuena, el padre se acerca para echar unos troncos de leña a la chimenea, crepita el fuego… y los postres los tomamos con el fondo musical de los villancicos cantados por un grupo de niños en la puerta de la casa.

Soy la tía que vive en otro país, alejada de un montón de sobrinos que desean mi llegada que esperan impacientes que abra la maleta porque en ella traigo regalos y que pasados estos días nos despediremos con lágrimas en los ojos y con la promesa de llamarnos a menudo…pero seguramente las llamadas se alargarán cada vez más.

Me veo convierto en la novia anhelante que espera en Navidad, al joven que esta terminando los estudios en cualquier universidad europea, que sueña con esta quincena mágica del mes de diciembre. Sueña con sus brazos con sus besos con sus palabras……..soy la mujer que sueña…

Vivo sus vidas envueltas de un halo romántico, sus intensas alegrías sus penas y nostalgias por la próxima separación, Soy la hipotética protagonista de un sinfín de situaciones reales, que también, y muy bucólicas de todas ellas irradia felicidad, bienestar, alegría……

Pero no soy la joven estudiante que regresa, ni mi abuelo esta para esperarme mirando la tele, ya no puede abrazarme…
La tía independiente que regresa y es recibida con gran alborozo por sus sobrinos no la veo por ninguna parte y sé que no hay un El que regrese de una universidad europea….

OHHHHH ¡!! Quizás por todo ello es por lo que no me gusta la Navidad no soy la protagonista de ninguna de estas historias que tanta felicidad rezuman,.

Estos días no serán los más felices del año o quizás si, pero no por el hecho de ser navidad, maravillosa navidad, que me recuerda el turrón el almendro con su musiquita de: vuelve a casa por navidad, o el corte inglés con sus mensajes de perfumes para regalar ni siquiera porque salgan en la tele un montón de cocineros hablando de los menús de tales días y este año por efecto de la crisis, contándonos como hacer que nuestra cena sea supereconómica.

No estamos obligados a comer cordero ni salmón en navidad, no estamos obligados a ser felices por ordenanza…pero si deberíamos poder serlo…es un derecho la felicidad, no una obligación del 25 de Diciembre.
Asi que en mi navidad no somos más…somos los que estamos… con una realidad agridulce ,como supongo que es la de todos o por lo menos la de muchos ,con destellos felices y con punzadas amargas… desde esta realidad….Feliz breve Navidad.

1 comentario:

Artaldeluna dijo...

Feliz Navidad, Feliz Reyes, Feliz San Antonio, Feliz Candelaria, Feliz San Blas, Feliz San José... y así hasta agotar el santoral litúrgico...

365 días, con tantos santos que muchos tienen que compartir día... ¿empezará ahí eso de la caridad, del compartir?

365 días, con sus 24 horas individuales, para vivir, sentir, dejar vivir y dejar sentir...

La Navidad sin adornos, sin regalos, sin comidas especiales, sin mogollón de gente, sin casa rural, sin cotillón final de año... sin hacer regalo, sin recibir regalo... parece que sea menos Navidad... y es que a lo mejor, la Navidad no estaba en el calendario... y poco a poco la fueron colocando a modo de excusa, a modo de pretexto, un antodiluviano "día Internacional, por ejemplo de la Paz", mucho antes de la Unesco, de la Unicef, de las Naciones Unidad y sabes..., como éstas, la Navidad, como tal, tampoco sirve para nada... a no ser para discutir o conveniar si es que hay capacidad para ello, en dónde cenamos este año en Nochebuena, con tu familia o con la mía, y... dónde comemos en Navidad... Recuerda felicitar a... y escribir a... y hacerle un detallito a fulanito... que el año pasado él nos envió un nosequé...

La Navidad, sin duda alguna ya, es compromiso, de quedar bien, de no estorbar y de paso de alimentar la cadena de consumo... que nada se pare, pero con moderación, porque si no dejas algo en un aparte, no tendrás para las rebajas...

Hay... la Navidad y su hermana la Rebaja... todo, para acabar cul imbéciles en pantalón corto en una carrera innecesaria y absurda... la maratón del cuesta de enero... que este año se está pensando en ampliar su duración hasta pasado mayo por lo menos... pero mayo... ¿de qué año?

Saludos, desde detrás de la mula del belén, que no es que sea el animal que de más calorcito... pero como pariente del burro, es la que más se parece al ser humano.

Besos.