sábado, 7 de marzo de 2009

FRIKIS




Algunos nos llaman frikis...los raritos de los libros. Y es que siempre hay quien observa nuestros comportamientos,valora nuestros actos y nos pone la etiqueta:"extraños".

La de cosas que os perdéis, nos dicen, siempre estáis leyendo. No sabéis vivir la vida.
Bueno ,nosotros los lectores os entendemos ,hemos aprendido a empatizar con muchas personas, a ponernos en su piel, hemos descubierto a la misma vez que ellos sus propios pensamientos, por ello os comprendemos , pero también os decimos cuan equivocados estáis.

Con cada libro que abrimos comenzamos una aventura. Conocemos ,comprendemos, imaginamos, deseamos, nos recreamos , viajamos a otros países, encontramos a otras gentes, vivimos amores felices ,desamores, dialogamos con el autor sobre la vida, la muerte, compartimos momentos alegres a veces no tanto, le discutimos ,le criticamos, asentimos e incluso desconfiamos.

A los frikis de la lectura se nos pueden ver perdidos por las librerías o bibliotecas ,entre montones de libros ,ojeando, entresacando fragmentos por las primeras páginas,hacia el final,por le medio... buscamos acertar en la elección del libro que nos hace falta en este preciso momento .Cuando lo tenemos en las manos, solo deseamos un poco de soledad para poder abrirlo y empezar…

La historia ha comenzado, se desarrolla ante nuestros ojos, pero al mismo tiempo somos los protagonistas de otra historia, la nuestra ,asi que las vivimos en paralelo. El libro nos acompaña, viaja en nuestro bolso, mientras nos desplazamos en metro , hacemos cola en la sala de espera del médico, tomamos un café, o en una comida rápida,es nuestro paréntesis, nuestra evasión ,la alternativa a la espera, al tedio.

El autor nos espera, nos hecha de menos, tal vez esta impaciente, quiere contarnos, nos necesita y nosotros lo sabemos ,ya estamos atrapados en la historia ,tenemos que continuarla.
La lamparilla de noche y el silencio de la habitación son nuestros aliados, unos minutos más antes que nos llegue el sueño ,el escritor esta a gusto también con nuestra compañía ,es un noctámbulo empedernido y con miles de argucias ,nos retiene ,sabe que el reloj es su enemigo, una mirada de reojo hacia él y apagamos la luz ,nos dormimos, el libro descansa en la mesita de noche.

Pero la semilla de la intriga ya germina en nuestra mente, va creciendo y nos desvela, tanteamos el interruptor, cogemos el libro, nos ponemos el mundo por montera ,las cuatro de la mañana ,decidimos continuar con la lectura, solo un par de paginas y llegará el desenlace …
La últimas líneas, nuestra tierna historia de amor, con el autor, esta a punto de concluir, la historia ya es nuestra..cerramos el libro, cerramos los ojos y sonreímos.

3 comentarios:

El éxodo dijo...

NOSTALGIA DE LO IMPOSIBLE

Desde la estantería
los libros no leídos me miran con la misma
herida indiferencia de una novia agraviada.

Hoy, como tantas otras veces,
Su silencioso estar ahí
---------- –en mi tarde
que rumia perezosa los instantes-

chirrea como una puerta de goznes oxidados
que el viento lleva y trae, y que me impide
concentrarme en las líneas del poema.

El pajarraco del desasosiego
vuela estrellándose con las paredes.

Los libros no leídos me contemplan
con una obstinación orgullosa y distante.
Y logran inquietarme,
porque me hacen pensar en esas calles
--------- –que jamás transité-

en donde lo esperado me esperaba.

Piedad Bonnett.

esco dijo...

Che rose! gracias por este homenaje que indirectamente va dirigido a mi.Y enhorabuena otra vez por el que te han dado hoy a ti, te lo mereces cariño.

Oye se te dan muy bien las reflexiones, pero me gusta más la parte en que el texto se convierte en relato. Haber si se te ocurre una idea y escribes uno chulo.
Con respecto a los frikis de los libros solo decir dos cosas: una que reinvindiquemos al mundo nuestra posición de raros si pero listos tambien, jejeje;y dos ,añadir una cita del gran Allan Ball, creador de American Beauty y A dos metros bajo tierra que se ajusta muy bien a nuestra vida de noctámbulos:"me enganche a ellos.Por las noches decia: ahora leo un capitulo más y me duermo. Luego devoraba ocho más".

Te mando otro reto rose, jejeje. A ver a ver... más bien es un cuestionario-reflexión, un nuevo genero literario que me acabo de inventar, jeje,¿a favor o en contra de ojear la última página del nuevo libro que empiezas a leer? mmm..ya sabes por donde voy verdad...jejje. un beso

macuera dijo...

Bueno, nosotras ya formamos un nuevo clan "el club de lectura a las 4 de la mañana", cuándo estás pensando que narices le pasará al protagonista una vez se encuentre con el licántropo y el vampiro del cual está tan enamoradaaaa (si, estoy con eclipse, xD). Además, chicas, debemos aprovechar ahora que no tenemos a nadie al lado, en la cama, que nos diga "nena, apaga la luz que quiero dormir", jejeje.

Aiiiii, cuánta razón tiene el gran Allan Ball! Y es que, quién no piensa mientras está leyendo: "venga va, me termino el capítulo y apago la luz, que ya está toda la calle dormida y al día siguiente hay que madrugar..." (oyendo los ronquidos de fondo, en este caso, de mi padre). Pero como bien dice Rosa, si te tropiezas con un escritor que te invita a la historia y la haces tuya: tu eres la protagonista enamorada de un vampiro que te besa de esa manera... (aii, ya estoy otra vez!!!) este Edward, me tiene en vilo! y compartiendo las emociones que esta vive, es casi imposible dejarlo de lado.

Pero Rosa, yo te propongo un reto y es que este tema, lo lleves al mundo de la música, al que tb se le debería homenajear con un espacio en tu blog xq, al igual que los libros, te transportan, te cuentan historias y bien sabemos, que en más de una ocasión, describen nuestro momentos, sellan otros tantos y por desgracia, algunas evitamos escuchar por los recuerdos o situaciones a las que viajamos en en tiempo (más o menos, como la dichosa prenda que no te pones porque te recuerda una época negra... aquello que ya comentaste).

Ahí queda dicho, guapa!!