viernes, 3 de abril de 2009

¿Por qué las llaman Redondas cuando son rectángulares?


Centros florales de margaritas repartiendo sus colores y olor primaveral en la sala, micrófonos, botellitas de agua, vasos y varias personas tras unos carteles que anunciaban nuestro nombre. Seis participantes y una moderadora componíamos la mesa redonda para hablar de los itinerarios profesionales de Tasoc.

Si ,Si TASOC, no pasa nada,todo el mundo tranquilo, tampoco yo sabía lo que era y llevo trabajando en esta área varios años, empecé cuando ni siquiera existía la palabra.

Para los que les pase como a mí (que se lían con las siglas) les diré que es un módulo superior que prepara a la gente interesada en servicios socioculturales y a la comunidad. ¡¡Ahí es Nada!!!!
Frente a nosotros los estudiantes, en honor a la verdad, eran muchos y con caras expectantes.

La moderadora la mejor, al oírla a ella hablar, yo recordaba la canción de Sabina refiriéndose a Gala cuando crea personajes femeninos:”chica, es que sabe de una cosas que ni sabemos que sabíamos”. Pues eso, cuando la oí nombrarme, me pareció que hablaba de otra persona, y me gustó y todo.

Allí estaba yo, sentadita con cara de buena como siempre, antes de salir de casa me había puesto un cierto halo de empresaria que no sabía ni que tenía, un brillo en la mirada para transmitir ilusión y una sonrisa/ seguridad.

Tenía que hablar de mi experiencia en el terreno sociocultural.
Me ví a mi misma como alumna que fui hace muchos años…
y les dije con voz segura chicos: ES POSIBLE, y apostille, echadle mucho trabajo, grandes dosis de creatividad, un buen tanto de seriedad y una actitud receptiva y de aprendizaje de todo y de todos. No todo el monte es orégano, por supuesto, pero haberlo lo hay.

El resto de componentes hizo lo propio y en mi modesta opinión, entre todos hicimos de esa experiéncia , para mi primigenea , un intercambio interesante y sobre todo esperanzador para los jóvenes alumnos. Creo que conseguimos cuadrar aquella mesa redonda de figura alargada .

1 comentario:

El éxodo dijo...

No comento nada al texto; me pueden esas miradas.

Besos.

Ps. A veces los jueces son también víctimas dela causa que a su pesar juzgan.