lunes, 13 de septiembre de 2010

El Reloj De Mi Meig@




No recuerdo de cuando niña, si creía en las hadas madrinas, lo cierto es que de mayor no lo hago, pero si confieso mi simpatía por la brujitas, que no brujas, esos personajes picarones, divertidos, que visten de elegante negro, llevan en sus cabezas divertidos sombreros, y en los bolsillos, mágicos conjuros ,listas mujeres, que viajan siempre en cabina,a velocidad de vértigo entre las estrellas, con sus flamantes escobas de fina madera.

Hoy, sé que tengo una brujita gallega, una meiga que intuí cerca de mi,nada más llegar a Santiago de Compostela ,ahora, desde la estantería de mi casa, me guiña un ojo con astucia… espero que por muchos años.

He pasado unos día en Santiago y nada más recoger el coche del aeropuerto, pensé que alguien jugaba con el tiempo, el marcador aparecía a 3 de Abril del 2007,y a partir de ahí ha ido contando los días de nuestra estancia, unos días que han sido como un paréntesis ,el tiempo se contaba de otra manera ,eran otros minutos,otras horas...

Acabo de regresar y tengo sensación de nostalgia en los ojos ,en la garganta ,en la piel,nostalgia por el final del viaje y alegría por lo vivido en él... parece que sucedió hace tanto tiempo...es el juego de mi meiga...

El Palacio de Congresos de esta ciudad ha acogido a gentes de todos los lugares del mundo,se ha hablado del libro infantil y juvenil. Letras,ilustraciones ,didácticas,poesía,teatro,bibliotecarios,voces, experiencias ... las culturas minorizadas,tradición oral,voluntariado,ILUSIÓN...

Cinco días,mágicos.
La ciudad,la magia de las palabras salpicadas de iglesias ,pazos, catedrales,gaitas, caminantes, peregrinos, gentes que hacen un camino, que muchas veces es más que una senda física ...

Caminos muchos, tantos como personas, caminos interiores que recorremos desechando tantas sendas que surgen a nuestro lado, porque queremos llegar a Santiago…queremos llegar a nosotros mismos.

Y suena la voz de los dos tenores ,mientras escucho embelesada y emocionada en mi butaca de piedra fría, primera fila ,escalinata de la plaza del Obradoiro.

Y paseo por las estrechas calles que saben a gente.
Me refugio del aire fresco en los pórticos,recorro con los dedos la antigüedad de la piedra...
El aire huele a vida, a empanada gallega,que se deshace en mi boca, saboreo el pulpo y la alegría del Ribeiro..mientras, la Berenguela, desgrana las horas de ese tiempo retenido, contenido ya para siempre en mi memoria .

Sé, que mi Meiga que me hizo el regalo de vivir la emoción y la energía de Santiago, se vino o yo me la traje a casa, que tanto da.

3 comentarios:

El Éxodo dijo...

Ah, las meigas.

Besos.

Ps. Ya sabes que mis textos siempre, sin necesidad de pedir permiso, están a tu disposición.

elintimistasecreto dijo...

Se nota que lo has pasado estupendo. No me extraña, toda Galicia es maravillosa. Además, parece que has conseguido impregnarte del ambiente "mágico" de esa tierra. Ah, bruxas.
Besos.

Elena dijo...

¡wau...pues sí se ve que lo pasaste de fábula entre meigas y gaitas, ... ¡me alegro mucho!. Un día he de subir a conocer esa tierra,...aún no la conozco. Pero leyéndote algo en mí se ha despertado. Un beso amiga..¿o meiga?