martes, 27 de julio de 2010

Una cita terapéutica













Fue una cita fácil,rápida,una cita a ciegas.
Había elegido lo más atrevido de sus ropas de "guerra",la minifalda más corta,la camiseta más escotada y las sandalias más altas,sonrió al mirar su ropa interior...todo lo más, para los momentos menos,pensó.

Sombra y rimel en los ojos,perfilador y brillo en los labios,resentimiento en el corazón.
Ella siempre fue de las que pensaron que," un clavo saca a otro clavo",y esta noche iba a aplicar este lema.

El encuentro fue divertido,hubo una pronta complicidad,muchas risas,juegos de palabras,gestos provocativos,por eso, cuando él, tintineó en sus manos, las llaves del coche,no dudó.

La noche se alió con ellos,aromas de verano,suave brisa,estrellas,mar.
Tendidos sobre la toalla, las manos jugaban con la arena de la playa todavía tibia, los labios ávidos jugaban sobre su cuello.Empezaba a dejar de pensar,quería sentir solamente.Notó las manos masculinas bajo la camiseta y aún tuvo un recuerdo para el ausente,para él, que la había llevado a cimas insospechadas de deseo y placer.

Cuando los dedos descendieron por el vientre,separándole las piernas, recordó su sonrisa,apretó fuertemente los ojos.
Una pequeña lágrima rodó por la mejilla y un último pensamiento cruzó su mente:va por tí amor, va por tí .

5 comentarios:

rosa_desastre dijo...

Va por ti... un brindis amargo. Lo mejor para emborracharse las penas y VIVIR.
Un beso

Victor dijo...

Precioso relato, aunque creo que el rencor no es bueno, ni siquiera una cita a ciegas merece desaprovecharse por sentimientos de odio...que demonios!!! que se fastidie!!! La miel no es para boca del cerdo.

Un besito

macuera dijo...

Yo más que rencor como comenta Victor, doy por entendido que recuerda a un amor perdido, por causas fuera de uno mismo, destino, fatalidad o cosas que suelen ocurrir. Muy sensual Rosa!

El Éxodo dijo...

Qué insoportablemente agridulce puede resultar a veces la nostalgia.

Besos.

Elena P.G. dijo...

El sabor de la venganza,tan dulce y amargo a la vez.