domingo, 4 de julio de 2010

La ruta de los Repobladores,IV Centenario



Rebuznos de burros,balidos de las ovejas,hombres que conversan,cantares de mujer,risas de niños,los perros ladran.
Cinco largos y duros días de viaje,hicieron los pastores transhumantes,los repobladores de nuestros valle,desde el corazón de la Sierra de Javalambre,concretamente desde Camarena de la Sierra,en Teruel,llegan a nuestras tierras.
Sangre nueva,linajes nuevos: Navarret, Navarrete o Navarré,Sanchez o Sanchis,los Romero, Navarro, Hernández, Oliver, Polo, Ximenez...

Cultivaron,pastorearon,construyeron,en definitiva ,vivieron y dejaron su impronta,palabras bellas,canciones hermosas,sus jotas,signo de fiesta y alegría cada vez que suenan en nuestros actos.

Cuatrocientos años después,veintidós hombres y mujeres han repetido el camino de los repobladores.Desde Gátova, se trasladaron a Camarena de la Sierra y desde allí iniciaron la bajada,también ha sido dura,han recorrido en tres días algo más de 100Km por la antigua vereda de la transhumancia,con etapas de unos 35km diarios.

El sábado día 3 de Julio ,última jornada,un grupo de personas de los otros dos pueblos del valle,Olocau y Marines ,nos unimos a ellos en la Masía de Cucalón,antiguo enclave íbero,que más tarde derivó en villa romana,alquería musulmana ,pasó a manos de los cartujos y después de la desamortización a manos de los particulares



Preciosa casa,lamentablemente tiene en su aspecto escrito la palabra decadencia.LLegó a tener una extensión de más de 7 Km2,hoy bastantes menos,el monte bajo,y los olivos la rodean,las viñas de la variedad garnacha, que fueron la razón de la existencia de su enorme bodega en 1596,ya no se cultivan.

Mientras esperamos ,el dueño se convierte en nuestro cicerone,visitamos la bodega grande,la capilla familiar y somos obsequiados en la bodega pequeña con un excelente vino y jamón.

Sudorosos, bajo un sol de justicia ,llegan los caminantes y ya,con ellos seguimos hacia la Fuente del Rebollo,12 km más abajo ,donde la intendencia prepara la comida,sabrosas paellas.







Comida,risas,jotas,café y dulce de Olocau.Una hora nos separa del pueblo,así que a muy buen ritmo,nos ponemos en marcha ,la expedición la abre una burrita blanca engalanada ,representante de aquellos burros que llegaron cargados con enseres familiares de aquellos repobladores,una puede llegar a imaginar el sonido de las sartenes colgadas a los lados del animal chocando entre si por los angostos caminos.







Recibimiento con tabal y dolçaina,tracas,aplausos del pueblo que da la bienvenida a los suyos.
Cansancio,alegría e ilusión.
Por delante ,un año para trabajar y preparar la conmemoración de la Carta Puebla en Julio de 2011.




3 comentarios:

El Éxodo dijo...

Puede parecer una tontería lo que digo, pero pienso que cosas así son las que hacen que la vida merezca la pena.

Abrazos.

Dafne dijo...

Opino lo mismo Rafa,cuando lo vives en primera fila,opinas que estas cosas, hacen pueblo,hacen vida.

Caminante dijo...

Mira por donde te encuentro de excursión.
Un abrazo: PAQUITA