martes, 2 de febrero de 2010

Y una estuvo en Xabia

















No es la primera vez que me pasa ,que de tan despistada como ando, después de pasar cientos de veces por un lugar,lo descubro o redescubro.
Una carretera,un edificio,algo llama mi atención y surge la pregunta en voz alta:esto,¿ha estado siempre aquí?Cautelosamente añado,para evitar miradas extañas a mi alrededor,tengo la impresión,que es la primera vez que lo veo.

Hoy no ha ocurrido eso,porque sé a ciencia cierta,que nunca había estado.He pasado por la autopista A7,hacia arriba ,hacia abajo y he visto la salida JAVEA/XABIA,pero ni había ido,ni había deseado ir.

Esta mañana a las ocho en punto,la recorría.Buscaba la Calle Mayor,donde está la biblioteca.Los tacones de mis botas al chocar conta la piedra, rompían el silencio matutino,el frío helaba mi cara,por más que tirara del cuello del abrigo,las manos en los bolsillos y la mirada sorprendida,para que voy a negarlo.

He descubierto una ciudad ,diferente de la que yo tenía en la mente,y es que a veces viajamos mucho mentalmente ,reconstruimos,fantaseamos y en mi caso Javea salía perdiendo.


Imaginaba bullicio,chiringuito,veraneante,que no digo que no lo tenga,seguramente si,pero ha sabido mantenerse como pueblo. Un casco antiguo peatonal,unas calles silenciosas límpias con altos balcones ,donde crecen plantas enormes, protegidas por los gruesos y altos muros de las casas.Unas zonas de ocio y restauración integradas ,nada discordantes.Armonía de lo nuevo con la historia,los monumentos ...sus gargolas expectantes.

Y el eterno e impasible guardían que te acompaña un trecho de autopista y se detiene cuando tú lo haces, al entrar en la ciudad,esa enorme mole de piedra gris,el Montgó.



Hoy he sabido,que buscaré el momento para conocerla mejor.

5 comentarios:

Elena dijo...

Me han hablado muy bien de Xabia, amigos que han veraneado en Denia y les encantó esta ciudad....¡tomo nota para cuando vayamos a ver a mis amigos Valencianos!. Bss

Artal de Luna dijo...

Xàbia es... senzillament especial. Un lloc on te trobes bé si saps estar bé. Harmonia, gent (sovint del nord d'Europa) però també molts valencians... es parla valencià, in anglés i alemà i supose que moltes altres llengües. Però la que millor es parla es la que mira i admira, la que penetra dins l'ànima i es queda per sempre.

A l'ombra del Montgó, carrers estets, botigues precioses, un parell de cafeteries que te fan sentir especial, els canons de ferro i, fins i tot els contenidors de fem escamotejats en el paviment.

Xàbia es marinera lluny de la mar, es turística lluny del turisme i residencial per als bajoques que viuen allunats/aïllats a les seues torres de marfil, rodejats de tapies i bardises amb un setje quasi militar al turó mariner, pobre símbol que sobreviu per que Déu anava una miqueta despistat els dies de reparcel.lació litoral.

Xàbia... umm, aneu però no feu soroll, gaudiu sense cridar i escriviu el vostre nom amb la punta del dit al llom suau d'un canó mut (afortunadament), protagoniste involuntari de milers de fotografies, seient inevitable de foraster immortalitzat cap a casa imprés en un fotograma de celiloide ahir, en una mémori stick/card/compacflash ara.

Besets germans en la pau de Xàbia.

El Éxodo dijo...

Te comento con un nuevo haiku urbano que me acaba de inspirar tu texto.

Turbia autopista:
Retinitis nublando
Piel y horizonte.

Besos.

Silvestre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvestre dijo...

Xabia, vaya no conocerla... pues a pesar de lo pequeña que es tiene sus encantos, yo me quedo con dos imágenes y las dos nocturnas.

Una es sentado en una de sus terrazas de un bar, desde el que se ve el puerto y ya siendo bien entrada la noche, como parten los pescadores al mar... primero van llegando y se oye las voces, para dejar paso al estruendoso sonido de los motores diésel... que se van alejando en la noche... hasta que se pierde y se mezcla su sonido con el mar rompiendo en la playa.

y la otra.. es de regreso desde Xabia a la playa del arenal el ensordecedor ruido de las olas arrastrando la grava de la playa.

un saludo... la verdad que España es un mundo por descubrir.