martes, 26 de enero de 2010

LA REINA DE LA cACErOLA















Hoy ha vuelto a suceder,y es que no hay nada que llame más la atención, pongamos por caso, en la puerta de un colegio,que algo que está fuera de su contexto,por ejemplo,una cacerola,mi cacerola.
Hace años que la uso y ya no precisamente para cocinar,pertenece a mi madre ,la señora Dolores,que muy amablemente me la prestó un día hace 11 años y ya de manera casi habitual vive en mis estantes y va conmigo al colegio.

Es un perol grande de los de antes,y por la medida ,adecuado para hacer los caldos del día de Navidad.Pues bien,yo la utilizo para hacer una medicina mágica,aquellla que hizo Jorge,con la buena intención de curar a su abuela .

¿Ingredientes?Todo de todo, como puso él,pasta de dientes,aceite del motor de los coches,pintalabios,depilatorio,500 pastillas para la ronquera de los cerdos,con perdón,desengrasante,cera abrillantadora y un sin fin de cosas más,que van a la cazuela,no falta el conjuro y a esperar.
¿El resultado? sorprendente,como podeís imaginar y como ya imaginó el genial Roal Dalh.

Seguramente mi cazuela tiene mucho que ver en la mágia del resultado.Desde que entro en el colegio hasta que lo abandono,yo con la cazuela en ristre al estilo, ramo de flores fallero.
Niños y niñas se acercan a averiguar que hay en ella,todos quieren ver que hay dentro..yo les digo que algo mágico,y asi empieza el juego,un objeto cotidiano descontextualizado e inmerso en otro mundo,se ha recargado de valor,para los niños,para mi,y no os cuento la cara de los padres y de los adultos en general,cuando me ven cruzar todo el colegio con semejante material didáctico, y en plan de broma me dicen :"ei ..¿qué hoy vas a hacer chocolate?" No hay respuesta ,solo sonrio.

En definitiva,la idea es motivar,sorprender y sobre todo divertirse ¿cómo? con las histórias que cuentan los libros y leyendo.

5 comentarios:

Artal de Luna dijo...

Que sí, que reina y todo lo que tu quieras. ¡Faltaría más!

Pero sabes... uis, pillina que se te olvidó el conjuro... bueno... igual no se te olvidó y cual bruja mala "remala" te lo guardas para sorprendernos...

En noches como estas, frías, especialmente frías, uno de tus calditos (con conjuro incluído) en tu cacerola, precisamente en esa tuya, vendría que ni pintado.

"Sonries... sin responder..." Habrá respuesta más bonita y oportuna.

Besotes bonita

Anónimo dijo...

Leyendo esta entrada parecia que ibas al cole de Harry Potter,con la cazuela de las pociones.
Es muy importante motivar a los niños la imaginación,que esto de internet y las nuevas técnologias, les tienen comido el coco,ya casi no saben ni jugar.
Pienso lo bien que lo pasaba con un simple elástico o una cuerda saltando...en fin,no sigo que se me ven los años jajjaj
Querida Dafne,al fin encontré un huequito para visitar tu casa,y me gusta,eres tú.
Yo para tenerte cerca y mostrarles a mis contactos lo que haces me he permitido poner un enlace desde mi web hasta este sitio.
Besos guapa,volveré

Ana Gago

Elena dijo...

¡Y qué mágico es ese mundo!...bendita cacerola de Dña.Dolores.
Me gusta el cambio del blog....a claro, claro.
Bss wapa.

Larrey dijo...

¡¡¡¡ que grato cambio de aspecto !!!

Luna Meyer. dijo...

:) muy simpática esta entrada dafne.

y no, no tengo cámaras que me digan quien pasa por el blog, pero mira, coincidencias varias jaja.

Unas sábanas...gracias ;)