lunes, 14 de diciembre de 2009

AuSenCia



























Cuantos días sin ti,
Grisean ya los árboles ,desnudos, sin hojas,
los pájaros, sin refugio,emprendieron otros vuelos.
Fíjate, que desde que tú no estas,se instaló el invierno.

Desde el balcón veo las montañas ,las calderona blanquea,
El gélido aire , lo invade todo,hasta el alma.
Las calles quedaron vacías,
se alargan las sombras,eclipsando el día.

Sin ti, me visitan los recuerdos;
risas ,voces, ecos de otros días.
Labios, brazos,manos,
hálito cálido, que sustenta mi vida.

Desde que tú no estas, silencio.
Cobijo de soledades,mi cuerpo malttrecho.
Soledad de hija,soledad de madre
Soledad de mujer,de mujer sola.

5 comentarios:

El Éxodo dijo...

Qué duro el invierno del alma.

http://www.youtube.com/watch?v=HtZKTDwDHgU

Besos.

Anónimo dijo...

Ais, però que requetebonic que algú te trobe a faltar tant com... tu em trobes a mi?. Jo tambè t'estime. Mua.

Némone

Elena dijo...

El calor del verano siempre calienta nuestro corazón herido,...el invierno es más gélido y mucho más costoso caminar con el corazón partido. Bss

Larrey dijo...

¿Hay calefacciones para el alma?

Aprovecho para invitaros a la IV edición de suspiros del Trastero:
http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/2009/12/iv-edicion-de-suspiros-ilustrados.html

Caminante dijo...

AUTOBOMBO 2:
* diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
(Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix, Javier y Josele. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA