jueves, 10 de febrero de 2011

BESOS A 0,15















La pequeña terracita del BAR con Cocina y Crepería, como rezaba en el rótulo de la entrada,invitaba a disfrutar de un sol, más propio de primavera que de este mes de febrero,Raquel había decidido concederse un descanso, apenas unos minutos, en aquella ajetreada mañana, dejó su abrigo colgado de la silla adyacente y se dispuso a esperar a la rubia camarera que traería su café.

A veces un café a media mañana es algo más que un ritual,hoy era la esperanza ,el revulsivo que la haría coger fuerzas para las siguientes horas de un miércoles, que debería ser ya un viernes,por aquel cansancio físico que ya la acompañaba.

Raquel esperaba,mientras,curioseaba a la clientela del local o más concretamente de los que habían salido a la terracita,mayoritariamente fumadores,consecuencia de la ley antitabaco que había entrado en vigor hacia un mes,ella no era fumadora pero le pareció un regalito poder disfrutar de aquella agradable temperatura matinal.

En la mesa contigua, unas señoras cargadas con bolsas, que venían del comercio que tenía situado a su espalda,reponían fuerzas con unas enormes tazas humeantes,seguramente café o te,frente a ella acababan de llegar unos novios,él con traje chaqueta azul marino y ella más informal,vaqueros y un chaquetón azul ,era guapa la chica ,jovencita,bastante más que él,con un pelo largo moreno y sin maquillaje.

Los recién llegados hablaban bajito ,lo propio de los enamorados ,pensó ,pero sobre todo sonreían y reían,el hombre, saludó a una de las señoras que tomaban té o café y explicó, que se había tomado un descanso;probablemente trabajaba en alguna oficina cercana o en algunos de los bancos que Raquel había visto en una calle cercana,efectivamente,tenía imagen de banquero o bancario elegante.

Y llegó la esperada camarera cargada con la bandeja;Coca cola para la chica ,clarita para él,café para Raquel.
Aquella mañana sería un café acompañado de versos,le acaban de regalar un libro de poesía:”Homenaje de los amigos a Germán Agudiza”,lo ojea mientras daba vueltas distraidamente a la cucharilla encargada de disolver su sobrecillo de sacarina.

Sólo se escuchaban las risas,la de los novios, o tal vez solo eso le parecía interesante de todos los sonidos que percibía ,a veces se hacía un silencio ,Raquel levantaba la cabeza de la lectura para ver que nuevo cambio se había producido;¡ah! es una caricia,los dedos masculinos rozan los cabellos negros,los dedos rozan la nariz femenina.

No quiere prestarles demasiada atención, y rápidamente desvía la mirada,Relojería Rubí,Sociedad de Crédito,y la fuente con su estanque ,un agua limpida en la que se reflejan las ventanas de las casas que la rodean,los patos paseando por el estrecho margen o nadando perezosamente .

Silencio,los novios se besan con besos silenciosos.

Suena el móvil,es el tono de llegada de un mensaje,Raquel pulsa la tecla,abrir mensaje:MUACKSSSSSSSS!!!!
Se siente besada,rotundamente besada.A ella también la acaban de besar, con palabras, a ritmo de SMS,ese beso no es menos beso,que el de ellos o eso le ha parecido,aunque esté y no,aunque sea a 0,15.
Lee los versos oportunos del poeta:"Llegaste a mí con tus alforjas llenas de mariposas y flores..."

Pulsa el botón de responder;”AKI tomando cafecito en una terracita al sol.MUAKSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS…”
un beso intenso,tanto como el que ha recibido,tanto como el de los novios.

Nota el calor del café en su boca,en su garganta y en su estómago que albergaba mariposas.
SMS en el móvil:OK,disfruta del momento!!!

Raquel guarda el teléfono en el bolsillo del abrigo y vuelve a sentir los besos y vuelve a leer los versos……
"llegaste a mi como un sol al que se puede coger y no quema..."

8 comentarios:

El Éxodo dijo...

A veces, un beso de estos, por SMS, son el único sentido que encontramos a la vida. Eso sí, mejor gratis y labio a labio.

Un beso.

rosa_desastre dijo...

No hay que conformarse con los besos en clave, aunque como dice el Exodo hay veces que es el unico modo de sentir mariposillas en el estomago.
Triste.
Un beso, dos, tres, cuatro....

Elena dijo...

Recuerdo a mi primer novio que me escribía siempre XXX,... ¡me quedo con el de ahora! aunque siempre se agradece un MUAKKKK a 0,15 en cualquier momento del día...., eso siempre.

Abel Carballiño dijo...

Nunca me había parado a pensar que esos besos son a 0,15, pero es verdad que en ciertos momentos son tan verdaderos y tan emocionantes como los otros, no los esperas y cling cling ahí están.

Silvestre dijo...

:D, esto de la tecnología, a veces ya antes de leer el mensaje, el sonido "bzzz bzzz", la ligera vibración... y la ansiosa lectura. dejan un sabor.... como dices del café intenso, y el placer a responder.

Un saludo, y no te quedes con todo el sol.

macuera dijo...

yo no soy mucho de besos, la verdad, y quien me conoce lo sabe... pero es como un dulce, a nadie le amarga! y algo que es gratis, en ocasiones corto (que no suele dar pie a nada más) y pasional, significa más que mil palabras que puedas decir. Podriamos hacer una lista de los diferentes besos: los hay desde aquellos que salen del corazón hasta aquellos que esconden una traición!

Sigue escribiendo, y no me tengas tantos días sin post que los echos de menos!

Elena P.G. dijo...

Me ha gustado mucho este relato cargado de besos, de primavera, de sol ,de esperanza.
Coincido con macuera: ¡no nos alargues tanto el tiempo entre post y post!!
Besos, por supuesto.

emsimone dijo...

Buen post. La magia del beso dado personalmente nunca será superada.
Te invito a http://latentaciondexistir.wordpress.com/